miércoles, 6 de abril de 2011

La información como munición

Supone Tiempo Argentino de ayer que sus lectores están preocupadísimos con el tema de la libertad de prensa en la Argentina y que los piquetes portones no impidieron esa libertad porque había otras portones (el femenino es de ellos).

No. En realidad está desviando la culpa de la extorsión de Luis Siri, el jefe del piquete, que amenazó a Clarín con impedir su circulación si no le daban 3.150.000 pesos (U$ 790.000) a él y más de 9.000.000 en total para cuatro despedidos en el conflicto.



Clarín, como César Luis Menotti en el Mundial 78, los dejó venir y después contraatacó, cuando ya los medios afines al poder habían convertido en héroe a Luis Siri. Ahora solo pueden decir que había otros portones.
Publicar un comentario en la entrada