domingo, 10 de abril de 2011

Hijoputez

Es una vieja captura de pantalla que envió R* (Gràcies!) pero que vale la pena reproducir como ejemplo de lo que se enuncia, con obvio ánimus iocandi, en el titular de esta entrada:


Se comenta sola, especialmente la selección de la imagen, que no es para nada inocente.
Publicar un comentario en la entrada