sábado, 23 de abril de 2011

Narcótico ideológico

Quienes usan los medios como nidos de ametralladoras para dañar la imagen pública de otros formadores de opinión, atacándolos con descalificaciones, infamias o ridiculizaciones, constituyen precisamente el lado más oscuro de la Argentina de estos días.
dice Claudio Fantini en La Voz del Interior de hoy. Léalo. Vale la pena. Sigue:
El ataque personalizado es el instrumento de censura de las culturas autoritarias, porque su objetivo es amedrentar para silenciar. Si alguien, por ser crítico, recibe una descarga de descalificaciones o es públicamente ridiculizado, quizá silencie sus críticas. Más allá del narcótico ideológico que se use, se trata de un instrumento totalitario que se ejecuta a través de mercenarios y que sirve para reclutar fanáticos.
Publicar un comentario en la entrada