sábado, 30 de abril de 2011

La boda real británica (1): los romanos toman la aldea gala

El 10 de febrero de 2005, Charles/Carlos de Inglaterra se comprometía con su favorita de siempre Camilla/Camila Parker-Bowles. El príncipe le regaló un tremendo anillo, etc. Las portadas inglesas del día siguiente eran completamente previsibles:


Ya. Usted nota que le falta algo: The Independent. "Aquí están las noticias que quizá echó de menos", tituló el Indy, entonces dirigido por el enorme SK*. Vea [Clic>Amplía y fíjese abajo a la derecha]:


Con ocasión del compromiso de William de Inglaterra y Kate Middleton, el pasado 17 de Noviembre, el diario –de nuevo con SK* al frente después de dos muy penosos años de ausencia– salió así:


En efecto. Es igual, pero no es lo mismo. Nos hacemos viejos. Perdemos reflejos. Nos despistamos con más frecuencia. Los golpes recibidos en la vida duelen más. Nos resistimos a pensar otros diez minutos, a consultar a otros, a ceder. O mucho más simple: no somos perfectos, no acertamos siempre. Etc. Lo que sea.

El resto de la prensa editó las tapas que usted ya se imagina, originalísimas:



Salvaría la del Telegraph, que eligió la foto donde K&W se ven más gente.

El día antes del casamiento, nuestros héroes hicieron lo mismo que en 2005… pero al revés:


El efecto no es tan bueno, obviamente. La de 2005 es más canalla, más cómplice, con más understatement (¿retranca?). Y hoy hacen algo que a uno le parece una demostración de quieroynopuedismo, de estoy pero no estoy, hablo pero no hablo. Por mucho que lleven una ilustración de la transgresora Tracey Emin –una caradura, émula de Damien Hirst– o que me consuele con la excusa de que si hay que hablar del casorio al menos que sea de este modo… uno piensa que el diario, aquí, perdió el carácter, que ya no fue last man standing, que no queda ni una sola aldea que resista ahora y siempre al invasor. Qué pena.


[La portada/tapa del 2005 es una gentileza (¡Otra Más!) de El Gran Carlos]
Publicar un comentario en la entrada