sábado, 9 de abril de 2011

El futuro del periodismo y de la prensa, por Arsenio Escolar

Por suerte (para nosotros, claro) Iberia dejó ayer en Madrid a Arsenio Escolar. Se lo perdieron los asistentes al Congreso sobre el Futuro del Periodismo que organiza la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas de España) en Pamplona. Se lo perdieron ellos, que no nosotros, porque Arsenio Escolar lo subió a su blog. Qué les voy a contar si lo puede ver allí o aquí abajo (he sacado dos párrafos que son muy españoles).
La revolución tecnológica está provocando unos cambios sociales muy profundos. Todo está cambiando. Nos informamos, nos entretenemos, compramos, nos relacionamos, nos enamoramos… de formas muy diferentes a hace apenas 20 ó 10 años.

En el mundo de la comunicación y del periodismo, también todo está cambiando. Sobre todo, el público, que busca caminos diferentes para informarse. Está emigrando de manera masiva a los nuevos soportes tecnológicos y abandonando los soportes tradicionales. Con el público, están emigrando también los anunciantes.

Los periodistas y los editores tendremos que hacer lo mismo: cambiar, adaptarnos a esos nuevos hábitos y usos sociales. Emigrar también a los nuevos soportes. Reconvertirnos, reciclarnos. Y si nos quedamos en los medios tradicionales, reinventarlos, adaptarlos a los nuevos tiempos.

Decía Darwin que, cuando el hábitat cambia, no sobreviven ni las especies más grandes ni las más inteligentes. Sólo sobreviven aquellas especies que sean capaces de adaptarse a ese cambio. En lo nuestro pasa lo mismo. Los periodistas que no se adapten y reciclen no sobrevivirán. Los editores que no se adapten y reciclen tampoco sobrevivirán.

La comunicación, la información, el periodismo… no somos un sector más de la economía. No sólo creamos riqueza y empleo; creamos sociedad, hacemos sociedad. Tenemos un enorme valor social, somos un pilar fundamental de las sociedades democráticas en cuanto garantes de la libertad de expresión. Somos además los principales agentes en la trasmisión del conocimiento, en el avance y el desarrollo de la sociedad.

La necesaria reconversión del sector por los motivos estructurales enumerados arriba coincide en el tiempo con una coyuntura económica nefasta. Nos coinciden dos crisis: la estructural y de modelo y la coyuntural por la situación económica. (se refiere a España)

¿Somos capaces nosotros solos de reconvertirnos? En la AEEPP (Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas), la asociación de editores que presido, creemos que sí, pero creemos también que tendremos más posibilidades de éxito si contamos con el apoyo de las instituciones públicas para hacerlo.

La prensa, la prensa impresa, tiene futuro. Pero tenemos que afinar todos mucho para encontrárselo, para creárselo.
Publicar un comentario en la entrada