martes, 1 de diciembre de 2009

Poli se hace pasar por periodista: al revés sí vale

La policía liberó hace unas horas, sana y salva, a una empleada de Caja Círculo, de Burgos (España), secuestrada por un cliente armado con una navaja. La cosa duró unas cinco horas.

Los polis han simulado que eran los periodistas de televisión que había requerido el asaltante.

A nosotros siempre nos han dicho que debemos identificarnos como periodistas cuando ejercemos. Los polis, en cambio, no tienen esa obligación ¿Por qué? Digo: ¿es esto un caso de intrusismo profesional? ¿Una infracción de los derechos de autor? Ahí queda la duda.

Y el secuestrador ese… vaya delincuente de pacotilla. En lugar de "periodistas de la tele" tenía que haber exigido tres o cuatro blogueros, periodistas ciudadanos –acreditados con más de 5.000 posts de vuelo. Él mismo debía tuitear el secuestro en tiempo real con el hashtag #secuestroburgos. O sea, un auténtico delincuente 3.0. Hay gente que no se entera. [Gràcies J*]