martes, 15 de diciembre de 2009

Periodismo gubernamental 2

Ahora no tengo dudas: la interferencia en el vuelo del helicóptero de CFK es una cortina de humo del gobierno. La denunciaron cuatro días después, cuando se enteraron que había algo explotable y ya es imposible encontrar al responsable (supongo que un tarado inimputable con un walkie talkie).

Un hecho menor que magnifica la prensa proveedora del poder y a pedido del gobierno. Se arrepentirán los funcionarios de prensa del gobierno (y la misma presidenta) de haber difundido el mote cuadrúpedo que le quedará ya para siempre a la señora de Kirchner.
Publicar un comentario en la entrada