martes, 15 de diciembre de 2009

Periodismo gubernamental 2

Ahora no tengo dudas: la interferencia en el vuelo del helicóptero de CFK es una cortina de humo del gobierno. La denunciaron cuatro días después, cuando se enteraron que había algo explotable y ya es imposible encontrar al responsable (supongo que un tarado inimputable con un walkie talkie).

Un hecho menor que magnifica la prensa proveedora del poder y a pedido del gobierno. Se arrepentirán los funcionarios de prensa del gobierno (y la misma presidenta) de haber difundido el mote cuadrúpedo que le quedará ya para siempre a la señora de Kirchner.

3 comentarios:

iuri izrastzoff dijo...

jeje, bien visto. Maten a la yegua está en el inconsciente colectivo argentino.

Anónimo dijo...

Asi que amenazar a un presidente, sea cual fuere este, es un hecho menor?
Muy interesante tu visión.

Ezequiel

GP dijo...

Absolutamente menor Ezequiel, sobre todo si viene de un tarado con un walkie talkie sin ningún poder. No amenaza quien quiere sino quien puede. Es evidente la intención del gobierno de magnificar el asunto. Eso es todo.