miércoles, 22 de febrero de 2012

Correa: después de El Universo… ¡más allá!

@Correistas era lo que faltaba. Han arrancado una campaña denominada "Ya basta de tanto ataque al Ecuador", detrás de la cual están… funcionarios públicos. Uno de los comandantes de la cosa es el Secretario de la Administración Pública, Vinicio Alvarado. "No podemos permitir que los intereses de cierta prensa deterioren a nivel mundial la imagen del Ecuador", dijo el hombre. Bravo.

Podrían empezar por quitarse la manía persecutoria contra la prensa libre, que es una de las principales causas de ese deterioro de la imagen de Correa y su gobierno, que no del Ecuador. De paso, les saldría más a cuenta dejar de confundir al país y a su presidente.

Por si se había perdido algo, los diarios de la Asociación Colombiana de Editores (Andidiarios) reproducirán mañana el artículo ‘No a las mentiras’, de Emilio Palacio, publicado en el diario El Universo de Guayaquil el 6 de febrero de 2011, por el cual fueron sentenciados a prisión el columnista y los tres propietarios del periódico. Es una iniciativa de Roberto Pombo, director del diario El Tiempo,;ante lo que consideran “un intento de silenciar a la prensa”. Andidiarios ha propuesto a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y a la Asociación Mundial de Diarios que otros medios se sumen a esta iniciativa.

2 comentarios:

Miguel dijo...

Que bien que lo republiquen asi el mundo se enterara,de la infamia cometida por este,mal periodista(emilio palacios),y empresa irresponsable y separatista(EL UNIVERSO)que,estoy analizando presentar una demanda por EL DELITO DE ODIO,esta gente esta realizando eso entre la poblacion,este tipo hace gala de una inmensa mediocridad,al afirmar lo que no puede probar, eso en cualquier parte del mundo es penado,es risible que hasta en las series de television se los periodistas cuidan en la sala de redaccion no proferir un articulo que pueda ser considerado injurioso o calumnioso,solo aqui estos señores del Universo pretenden publicar lo que les de la gana y que nada ni nadie les diga nada.

GP dijo...

No es así Miguel. Es exactamente al revés. En todas las democracias del mundo se publican opiniones que ni te imaginas sobre los funcionarios. Y los funcionarios persiguen a los que las publican con otras opiniones.