lunes, 19 de diciembre de 2011

Hoy no hay reunión de tapa


Ya saben los lectores de Paper Papers que no me gusta que los diarios dejen de cumplir su misión de informar con tapas/portadas en blanco o con mensajes como este, de Clarín de ayer. Porque Clarín (y cualquier diario) tiene recursos suficientes para mandar un mensaje directo al gobierno o a los senadores que se aprestan a tratar una ley.

Tiempo Argentino le contesta hoy a Clarín (ver abajo). Pero no me quejo, porque la misión de Tiempo es mandar mensajes a los opositores del gobierno y no a los lectores. Justamente me quejo de que Clarín ya se está pareciendo a Tiempo Argentino. Me hace acordar a La hoguera de las vanidades, la novela de Tom Wolfe en la que el protagonista –Sherman Mc Coy– por intentar arreglar errores con nuevos errores pasa de yuppie neoyorquino y Amo del Universo a oscuro luchador de su propio pleito en los tribunales del estado.

Me imaginaba también un mensaje de la Gerencia de Asuntos Corporativos (o la que sea) a la redacción de Clarín. "Mañana la tapa va con este texto". ¡Pumba! "Avisá que no hay reunión de tapa", manda Kirschbaum a su secretaria mientras sigue escribiendo sobre Moyano y el relato oficial para la página 3.

Y los lectores de Clarín, que esperan información sobre cientos de temas, se encuentran con un mensaje que no es para ellos...

En Clarín solo atinan a profundizar los errores que los llevaron a donde están. Todavía no entiendo cómo llegaron hasta ahí, pero menos se entiende la insistencia en la estrategia equivocada. Cualquier ejército, partido político, equipo de fútbol, cambia la estrategia y los generales, candidatos o entrenadores después de una derrota. Mucho más después de dos o de tres... A Clarín le falta estrategia y cabeza y le sobra soberbia, pero en lugar de atender estas advertencias se enojan con quien se los dice, como Jorge Rial (en este momento tiene 1.107.712 seguidores).


Publicar un comentario en la entrada