lunes, 19 de diciembre de 2011

No hay derecho

La final del Mundial de Clubs de Futbol terminó ayer a las 13:30 hora central europea. O sea, los diarios de acá tuvieron al menos diez horas –DIEZ HORAS– para pensar una portada que no fuera lo que todos ya sabíamos, con la misma foto y parecidos titulares. Lo digo sobre todo por la prensa de Barcelona, especialmente la deportiva, cuya falta de imaginación es prodigiosa, mil veces probada. Hasta El 9, habitualmente cuidadoso, fusila una vieja idea de El Periódico. No puedo entenderlo. Vea:



Hoy hasta los deportivos de Madrid les ganan por los titulares. No hay derecho. La hinchada se merece mucho más que estas portadas chatas, aburridas y tópicas.

Vea que la prensa madrileña "compensa" a sus aficionados (quiero decir aficionados del Real Madrid C de F). Fíjese, sobre la cabecera. Marca se inventa un campeonato (la Liga del Año 2011) y As saca un argumento de taberna que ni siquiera los niños de primaria admiten ya en sus conversaciones. Dale. Ellos se deben a su público y eso está bien. Pero con esa creatividad trucha envían una fea señal de impotencia.

Los dos argentinos, Olé y Libre también llevan su cuota de ridículo. Messi es el mejor del mundo hoy, sí, pero Pelé se ganó tres Mundiales. Tres. Eso es algo que no ocurrirá con Messi. Además ¿qué sentido tienen esas comparaciones? Son otra señal de impotencia. A los que nos gusta el fútbol nos emocionan ambos.
Publicar un comentario en la entrada