jueves, 15 de diciembre de 2011

Las cinco preguntas estratégicas del CEO de The Economist

1. ¿Cambiará el medio a los medios?
2. ¿Cambiará la relación de los medios con sus usuarios/lectores a causa de los nuevos intermediarios?
3. ¿Cómo afectará todo eso a la publicidad?
4. ¿Quién puede quitarnos el pan del cesto?
5. ¿Podemos cambiar lo bastante y lo bastante rápido? ¿Qué lo impide?

Son las cinco preguntas que se hace Andrew Rashbass, CEO de The Economist, que obviamente ya tiene un plan para desconectarse de la rotativa –y desconectar a sus lectores y anunciantes de la revista impresa. Es una conclusión personal, a la que usted también puede llegar si atiende a esta presentación…



…y lee atentamente estas dos piezas:


Todos los dueños y ejecutivos de medios impresos del mundo mundial deberían estar haciendo planes concretos para:

  • Desconectar su/s medio/s de la rotativa y a sus lectores y anunciantes del producto impreso: qué día será el primero en ver eliminada la edición impresa; en qué secuencia desaparecerán los suplementos y secciones; qué reorganización de procesos requerirá la redacción; qué tipo de formación precisan sus periodistas…
  • Emprender nuevos negocios que ayuden a sostener su periodismo porque la publicidad no les bastará –como ocurría hasta hoy. No, el Estado tampoco. A propósito ¿qué porcentaje de su facturación (fac-tu-ra-ción, no resultados) destina a I+D+i?

En caso contrario, sepa que los días de su empresa, como institución y como negocio, están contados. Si no se ve con ganas, piense en dedicarse a otra cosa que le reporte menos complicaciones.

Es posible desarrollar esos planes. No pierda el tiempo: busque ayuda externa y póngase manos a la obra. No es propaganda de nada, es mero sentido común. ¿O piensa que a The Economist le va muy bien porque "tiene suerte"?