lunes, 19 de diciembre de 2011

Funerales de primerísima clase para Havel en portada/tapa

La opinión de uno es que los diarios que hoy no dedican un buen espacio en portada/tapa a la muerte de Václav Havel no se enteran. No se enteran, repito. En tiempos crisis es gente como Havel a quienes debemos poner en la vitrina. Moniká Zgustová, su traductora al español y una intelectual por derecho propio, recuerda hoy en la edición impresa de La Vanguardia ($), el comentario que Havel le hizo en su último cumpleaños, hace tres meses:
La tarea del intelectual es la de saber predecir, al igual que Casandra, las amenazas a la humanidad. La del político es escuchar esas voces y, sobre todo reflexionar sobre cómo evitar o afrontar las amenazas y las catástrofes. No puedo imaginar a un político consciente de que por su culpa las cosas andan mal, que siga en su puesto.
Como siempre, el mejor funeral de portada lo ofician "ellos". Y sus colegas berlineses del Tageszeitung no tienen una mala idea: "Muere la conciencia de Europa" [Clic > Amplía]:






Si usted no logra entenderlo, no se inquiete. Tiene la oportunidad de ponerse al día. Al menos lea las Cartas a Olga.

Si no se quedará como el International Herald Tribune, o edición global de The New York Times, Premio Minotauro a la Portada Más Incomprensible del Día. Esa foto… ¿no será que el editor gráfico libraba ayer y el/la que estaba al mando no tiene la menor idea de fotoperiodismo y poquísima cultura visual? Menuda postal llevan en primera (va la mitad. Ya sabe: Clic sobre la imagen > Amplía):


El problema de Havel es que no estaba en onda con los cortan el bacalo en la intelectualidad europea actual y sus lacayos. Por eso hoy se encuentra con crónicas como esta, también de La Vanguardia, que más parecen ajuste de cuentas que periodismo. Qué asco. Hay que tener valor: