jueves, 23 de diciembre de 2010

Ocho tipos de lectores de diarios


Casi se me escapa la clasificación de los lectores de periódicos que hace Pedro Luis Barcia* en el suplemento especial por las 50.000 ediciones de La Nación de Buenos Aires del pasado 15 de diciembre. Me he permitido rearmar el texto así (no está en internet):

1. Prusiano: lee disciplinadamente página a página sin alterar jamás el orden numerado.
2. Invertido: comienza el diario al revés, por la última página, porque sabe que la primera es el postre, dulcis in fundo, y la demora intencionalmente.
3. Picaflor o gallina de campo: revolotea por sobre las páginas, y picotea sin concierto, algo aquí y allá, sin asentarse en nada.
4. Necrófilo: el que va derecho a las cruces.
5. Titular: solo repasa los encabezamientos sin hacer pie en los artículos que ellos encabezan, en una suerte de vuelo cenital.
6. Seccionado: va directo a deportes, a economía, a espectáculos, que es su cebo, y luego, si hay tiempo, deambula por otros espacios.
7. Interruptus: comienza a explorar un artículo y una vez que, estima, entendió lo esencial, abandona el acto lector.
8. Axilar: se desplaza por subtes (metro), calles y plazas, con el diario plegado bajo el brazo...

O si usted quiere hablar en falso griego, en las versiones en línea podríamos clasificarlos en dos:

1. Cibernauta (ciber, timón): dirige su lectura. Navega con dirección prefijada.
2. Istionauta (istio, vela): se deja llevar por lo antojadizo u soplo ocasional, a los bandazos. Flanea por las páginas sin plan previo.

Los diseñadores deberían conocer bien esta clasificación para contenerlos a todos.

*Pedro Luis Barcia es el presidente de la Academia Argentina de Letras.
Publicar un comentario en la entrada