lunes, 3 de agosto de 2009

Les está bien empleado

Si en lugar de tomar partido, quebrar el secreto sumarial y dar por hecho que este señor Camps había cometido un delito se hubieran dedicado a hacer periodismo y a informar de los hechos, ahora no tendríamos que aguantar la patética pataleta de El País, disfrazada de santa indignación y celo democrático. Como los jueces no han dictaminado como quería El País, ahora toca decir que su auto huele a iniquidad ("El archivo de un cohecho") porque "la investigación acreditó" el delito. ¿Acreditó? Por favor. ¿Quién decide si un delito está probado o no? ¿El diario o los jueces? En democracia prefiere uno fiarse de los jueces.

Y lo peor de todo es que la prensa que había tomado el partido contrario (El Mundo, ABC, etc.) y ha procurado ocultar el embrollo ahora se las da de imparcial. Gracias a todos ellos salimos perdiendo los ciudadanos y el periodismo. Mientras, los políticos pícaros se mandan un festín a nuestra costa. Otra vez. Qué vergüenza.

A ver qué pasa mañana con las portadas. Puede ser peor.

13 comentarios:

Fliege Cojonera dijo...

El tema es más profundo que una querelle dentro del bipartidismo y sus medios. No es por defender a "El País" pero: Como periodista profesional ¿tu crees en la maravillosa independencia del Poder Judicial en España, ya sea bajo el PP o el PSOE? Entonces cierra todo y vámonos...
Un saludo

Armando dijo...

Fliege pone el dedo en la llaga. Y si le damos una vueltecita más, no es por defender un sistema podrido pero como periodista profesional, ¿tú crees que en España hay democracia?

TP dijo...

Gracias por los apuntes.

Como periodista profesional… me interesa el periodismo profesional. De eso se habla –o se procura hablar– en este blog.

Sobre lo demás… ¿es así, blanco o negro como lo pintáis? No creo.

chotiro dijo...

Aquí se habla de periodismo profesional, pero recordemos que el periodismo debería estar al servicio de los ciudadanos. Así nació, para informar de aquello que no salía a la luz. Este caso, hayan dicho lo que hayan dicho los jueces (que por otro lado tiene cojones afirmar en la sentencia que existen evidencias de un posible cohecho y a la vez absolver al imputado, yo no entiendo tal ambigüedad), los ciudadanos tenían que saber qué se cuece entre los altos cargos políticos y sus amigos con los que choricean el dinero público. Otra cosa es que moleste oír como se va de las manos la fachada de intachabilidad de los políticos del PP. Y ahora con un argumento como el de la justicia templada que se ha tenido con estos mangantes, se sirva uno la revancha contra el periódico rival.
Me borro del RSS de este blog, que ya oléis fatal.

Saludos

Anónimo dijo...

Yo creo que voy a borrarme también. Los jueces también dijeron que Bush no robó las elecciones de 2000, pero la prensa informó de lo contrario y gran parte de la ciudadanía sabe la verdad, aunque la judicial sea distinta.

En España, con tal de zurrar a El País está permitido cualquier cosa. Incluso aplaudir que un tribunal diga que un señor recibió regalos en función de su cargo pero que no lo hizo.

¡¡Qué lástima lo que habéis hecho con este blog!!

Anónimo dijo...

pues PERIODISTA DIGITAL os ha copiado toda la noticia, con pelos y señales y abre a toda pagina con ella

TP dijo...

Chotiro: un comentario buenísimo. Mejor que lo que uno quería decir acerca de los políticos y su intachabilidad. Lástima que te retires.

GP dijo...

¡Buenísmo! Nunca deja de asombrarme la vehemencia española. Disfruto como un enano esa cosa dura y cabrona que te hace saber siempre quién es quién. Me recuerda a mis tías solteronas gritándole como locas al presentador en el telediario: ¡Hijueputa!¡Mentiroso!

Anónimo dijo...

"En democracia prefiere uno fiarse de los jueces" (se entiende: en caso de conflicto con la prensa)

Supongo que lo escribisteis sin pensar mucho... ¿Habéis tenido en cuenta la enoooorme cantidad de sentencias y decisiones judiciales claramente injustas que ha habido y hay en este país y en todos? Además, en este caso la decisión es recurrible, o sea, no estamos hablando de una decisión judicial firme (que, incluso si lo fuera, "en democracia", continuaría siendo criticable, si se cuenta con datos que avalen la crítica, como los hay en este caso).

Si añadimos a eso que un medio tan poco ecuánime como PD os ha copiado el post de pe a pa, considerándolo por tanto ejemplar para su "periodismo de trinchera", llego a la conclusión de que os ha movido sobre todo el interés por atacar al diario de marras, que es lo que interesa a aquella gente.

Feo, feo.

Y no me vale que en un post posterior digáis que Camps és un chorizo. Para mí, una rectificación en un blog es un pie de página en el mismo post diciendo: nos equivocamos. Mientras tanto, no lo considero rectificación, sino solo reacción (¿asustada?) a unas críticas absolutamente justas.

Digo todo esto con ganas de ayudar. Yo no me borro. Ánimo.

GP dijo...

Pimpinella

Anónimo dijo...

Desgraciadamente, el término de periodista en España está bastante devaluado. Y curiosamente, parece que los que más cacarean ese título, son los que menos deberían emplearlo. Pero son los que más ruido hacen y dejan mal al resto de los que de verdad tienen algunos principios a la hora de hacer su trabajo. Pero aunque algunos quieran olvidarse de lo que es informar, una cosa está clara, un periodista debe ser independiente, veraz y objetivo (como la mujer del cesar... por lo menos parecer ser objetivo). Y a pesar de sus propias ideas, no debe dejar arrarstrar por ellas a la hora de escribir.

Ese titular/artículo de El País no es noticia, es opinión y por tanto no es una muestra de buen periodismo sino de un claro posicionamiento político.

Me parece muy bien que se investigue si Camps aceptó regalos, lo que me parece muy mal es que no se investigue a "todos" los políticos. ¿Qué pasa? ¿Que ahora resulta que es el único que acepta regalos? Por tanto, para que no se note ese falta de objetividad, ¿no deberían contrastar la información analizando lo que hacen otros políticos? No hacerlo es una falta al rigor periodistico.

El uso de material obtenido ilegalmente es bastante controversial, pero aprovecharse de conversaciones privadas que incluso el juez ha considerado que no son relevantes en ninguna investigación deja muy mal la motivación que hay detrás de su publicación y hacen que El País deje de ser una fuente de información para convertirse en una herramienta política.

Ese no es el objetivo de un buen medio de comunicación. Y esto no es una cuestión de opinión sino de entender lo que significa el periodismo.

TP dijo...

@Anónimo que dice que me/nos mueve el afán de atacar a El País:

Gracias por el comentario. Aquí nadie dice que Camps es un chorizo en ningún sitio. Eso lo dice –mejor: parece que lo dice– el auto de sobreseimiento de los señores jueces.

Te confundes de blog del mismo modo que los de Periodista Digital. Feo, feo. This land is my land. Sobrellévalo anónima y dignamente, sin lloriqueos.

Habrá una segunda versión del post al que te refieres que te indignará aún más. Debes aguantar como un campeón que otros piensen distinto. Ánimo.

Nos seguimos viendo por aquí.

GP dijo...

Iba a decir eso precisamente, pero ya no sé a cuál de los anónimos dirigirme, si es que no son uno solo. Preguntan si hay democracia a la vez que se cabrean porque otros piensan distinto. Más: pretenden que pongas en tu blog lo que ellos quieren. Peor: que corrijamos como ellos quieren...

Si nosotros mismos solo coinicidimos en lo del periodismo de sangre y fuego, ese que le gusta cabrear y que lo contradigan y también rectificar y corregir y hasta cambiar de opinión si fuera el caso.