domingo, 9 de agosto de 2009

Trasladar el valor del impreso al mundo digital

El Magazine del NYT viene hoy con este reportaje sobre los esfuerzos de Brian Tierney para sacar adelante el Inquirer y el Daily News en Philadelphia, desafiando el oleaje de la crisis, etc. Tierney, un fiero lobista y componedor en el pasado, se ha convertido a la causa del periodismo y está perdiendo hasta la camisa en la batalla. Pero tiene esperanza. Esta Casa también. Es otra gentileza de M*R*A*.

Pero la esperanza no permite el despiste. El último análisis de Borrell Associates pronostica que este año será un horror para la prensa norteamericana… pero que en 2010 el sector rebota: se producirá un aumento del 2,4% en los ingresos publicitarios. Esa cifra mejorará hasta el 8,9% en 2014. Es decir, el pastel publicitario en 2014 será de unos €27,2 millones frente a los €38,3 millones de 2001, el mejor año del siglo. La proyección de Borrell asegura que los diarios locales se llevarán la parte del león de ese rebote.
A ver. Si el pastel es más pequeño y los comensales los mismos… ¿no se quedará alguno sin postre? Gordon Borrell esquiva esa evidencia en su festivo comentario. Ni la WAN lo habría hecho mejor: vender esperanza sin argumento.

Las empresas de prensa o centradas en prensa deben dejar de agarrarse a estos clavos ardiendo. Deberían tener ya en marcha su estrategia para trasladar a internet el valor editorial, publicitario e institucional acumulado en diarios y revistas. En un ambiente donde hay mucha más competencia e inestabilidad alrededor de los ingresos, y los profesionales, los productos y la tecnología evolucionan a una velocidad balística… cuanto más tarde se haga la mudanza digital más difícil será sostenerse y sobrevivir. En ese entorno, lo peor es una estrategia cobarde y una planificación timorata, por mucha marca que la respalde.

Es una revolución lo que que ocurre, no una reforma ordenada. En el camino quedarán muertos y heridos. Ánimo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi juicio, en España, las estrategias ya están en marcha. En muchas cabeceras la solución empresarial es consagrar la separación entre la compañía que edita en papel y la que lo hace en internet. Así, si alguien es capaz de crear un modelo de negocio exitoso en la red, en el momento de adoptarlo, la matriz podra decidir quién de la edición en papel y en qué condiciones pasa a la cabecera digital.

interparaguayo1 dijo...

La prensa hasta hace poco era exclusivamente impresa, hoy tambien existe la prensa web. Los tradicionales medios impresos no han sabido insertarse en la web con personalidad propia,cualquier emprendedor puede tener un mejor medio de prensa en versión web que los mas famosos diarios del mundo y en algunos casos hasta superarles en visitas. Es que los medios impresos perdieron el enfoque periodistico, la esencia. Además los medios impresos en sus versiones webs deberian insertar la publicidad de sus anunciantes, en sus versiones webs para ir acostumbrando a los mismos a pagar en la web por exposición y no solo por clics.(Invento Google, gana Google). Además es lo justo, teniendo en cuenta que las ediciones webs de los diarios son sustentadas con lo recaudado por la publicidad en sus versiones impresas. Mientras tanto van directo a su exterminio. El que se acostumbra a leer las noticias en la web, despues ya no le tiene paciencia al diario impreso...es noticia vieja!!