martes, 29 de julio de 2008

El periodismo y los comentarios

Se ha desatado en estos días una apasionante y apasionada discusión sobre los comentarios de los lectores en los medios online. Mi primera experiencia fue en este mismo blog: un buen día suprimí los comentarios porque no los había (solo de vez en cuando alguien me dejaba una puteada anónima). Pero cuando se incorporó Toni Piqué decidimos volver a ellos y entonces aparecieron unos pocos, pero buenos e interesantes.

Al poco tiempo me encuentro (vía Pablo Mancini) con una entrevista de ocasión a Guillermo Piro en la redacción de Perfil.com. Allí explica sus razones en contra de la forumización de los blogs: la gente normal nunca deja ni lee comentarios, no llama a la radio, no escribe cartas: los comentarios solo tienen sentido en blogs reducidos.



Casi tan ultramontana como la opinión de José Pablo Feinman sobre los blogueros:



En su columna Stop the Presses de la edición del 24 de julio de Editor & Publisher, Steve Outing sostiene que "tenemos que ir más allá de los comentarios de los usuarios como los únicos medios de interacción en los artículos periodisticos" y sigue con su idea de integrar el periodismo con los contenidos producidos por testigos y expertos de la comunidad. Jeff Jarvis tiene dos nuevos posts sobre los comentarios: Comments, on comments on comments, traducido por 233 Grados, al que hoy ha agregado una carta terrible a Bob Garfield. Se están acusando hasta de nazis...

Ya se ve que hay gente cansada de los comentarios banales, de los desahogos y de las puteadas (como cuando cerré los comentarios a este blog).

Las redacciones son el resultado de un ejercicio continuo de inteligencia colectiva. La cuestión está en resolver si debemos sumar a los contenidos esa masa la inteligencia de los lectores que interactúan con nosotros. Cualquier editor sabe que es muy difícil agregar valor a la redacción: para eso hay que incorporar como periodistas a inteligencias capaces de compartir sus ideas con sus colegas y con los lectores. Son pocos los que tienen ideas que agreguen valor a los contenidos y de esos, pocos saben expresarlas. Gerenciar la inteligencia colectiva es una de las tareas más difíciles de la humanidad.

El periodismo suscita comentarios, pero los comentarios no son el periodismo. Las dos realidades conviven muy bien en internet. La radio ya sabía de esto. A los periódicos los comentarios siempre volvieron empaquetados en los discursos de los gobernantes, en las presiones del poder y en las cartas de los lectores anormales. También por sus sitios de internet, pero como las presiones, los discursos y las cartas, no siempre merecen publicarse.

Los mitos de la convergencia, en Paper Papers, 1/5/08
Redacciones y público, en Paper Papers, 30/4/08
Inteligencia colectiva
, en Paper Papers, 29/4/08
Publicar un comentario en la entrada