martes, 23 de septiembre de 2008

Váyase de aquí

The Washington Post ha incorporado a su sección de Política un área llamada Political Browser. Allí referencian los links de las mejores informaciones políticas de otros medios –incluidos los pisotones, tubazos, primicias o como se llamen las exclusivas en tu país.
Se trata de resumir los must de la información política del día para los freaks de la política, incluidos vídeos de YouTube. También permite a sus columnistas linkar a otros sitios.
¡Es genial!
A los periodistas papeleros les puede dar un infarto. Cuando el rival te pisa tú disimula ¡No Pasa Nada! ¡No Es Noticia! ¡Lo Da La Competencia! ¡Ni Siquiera Lo Seguiremos!
Muy mal.
Lo mejor es que linkar a otros medios no aleja a la gente de tu web. Al revés. Les compromete contigo. Porque redondeando tu cobertura con los links de otros creas un destino –tu sitio– para toda la audiencia de tu nicho, además de prestar un servicio periodístico a la gente.
El mejor y más visto blog político del Brasil, por ejemplo, es sobre todo una colección de links.
También el sitio más visitado de EEUU. Y el sitio de referencia de los periodistas italianos.
En fin, Google… ¡es una colección de links!
También seleccionar buenos artículos –o buenos links– es editar.
Publicar un comentario en la entrada