martes, 30 de abril de 2013

El oficio imperfecto y el ludópata bursátil


Mientras espero que me llegue la Orsai # 13 les paso algo del artículo de Enric González que consigo en el sitio de la revista. Van aquí abajo los textuales que ellos mismo resaltan: 
En un diario como El País ya no es posible criticar a los principales bancos españoles. Y hay que ser muy cuidadoso cuando se habla del Gobierno, no fuera este a enfadarse: hace falta su benevolencia para seguir esquivando la quiebra. 
El periodismo sobrevive y sobrevivirá. La artesanía no se pierde. El problema consiste en que el periodismo como oficio artesano no sirve al público. 
Los gabinetes de comunicación y de prensa no existen para informar, sino para cortar el acceso a la información y emitir propaganda.
Están buenos los links al episodio de Enric, cuando se despide de El País de Madrid y se despacha con lo de ludópata bursátil contra Juan Luis Cebrián.

lunes, 29 de abril de 2013

Medir la difusión y no la venta (2)

Usted ya sabe que en Paper Papers lo puede leer siempre antes ¿pero siete años no será mucho? Lea, si quiere, este artículo de Rick Edmonds en el sitio del célebre Poynter Institute for Media Studies.
The total circulation numbers do not capture the full story any longer...
...le tituló por teléfono Neal Lulofs, vicepresidente ejecutivo de la AAM (antiguamente Audit Bureau of Circulations).

¿Para qué sirven las comillas?

Confirmado: los diarios italianos usan las comillas como adorno (gracias ESM*).



Sparare = disparar. Colpire = dar, acertar en el blanco. Uccidere / ammazzare = matar: son sinónimos, aunque el segundo pone énfasis en la crueldad o violencia (gracias de nuevo ESM*).

viernes, 26 de abril de 2013

Por qué La Razón ha perdido la mitad de sus lectores en 5 años

Por portadas/tapas como estas:


A la izquierda, la de 29 de octubre de 2011, veintidós días antes de las elecciones que dieron el triunfo a ese señor de la barba. La cifra de desocupados de entonces, cuando el Gobierno español estaba en manos del partido rival de ese señor, abría a toda página. La "herencia socialista", etcétera. A la derecha, la primera de hoy, con la última cifra de desocupados: 1.215.400 desempleados más después –ya con el Gobierno español encabezado por ese señor de la barba– el paro ya no es motivo de cambio ni de nada.

Es gracioso. Cada vez que la realidad no se deja cocinar a favor de sus manías, de sus prejuicios, de sus obsesiones, ese diario recurre a la inactiva banda terrorista ETA para reagrupar a su base. Ayer debió faltar un pelo para que el titular no fuera "El paro es ETA" o algo así. Qué pena.

Da asco, además, que se aprovechen del drama que es el paro (el 27,16% de la población activa, una de cada cuatro familias tiene a todos sus miembros desempleados, el 57% de los jóvenes no tiene trabajo…) y conviertan a los desocupados en arma de guerra política. Da mucho asco.

Al menos que no le llamen periodismo.

Lo malo de querer manipular a la gente es que la gente acaba dándose cuenta: las ventas ordinarias de ese diario (quiosco + suscripciones) en 2008 eran de 108.693 copias diarias de media. En el primer semestre de 2012 eran ya 64.164 copias. Es lo que tiene la mentira: las patas muy cortas.

Gracias a IP* por la pista.

jueves, 25 de abril de 2013

Me quiero ir



Es una entrevista de Eleni Varvitsiotis para la televisión griega a Hernán Lorenzino, el Ministro de Economía argentino. Cuando la periodista hace una pregunta incómoda el ministro pide cortar la entrevista, pero solo bajan el micrófono y Lorenzino dice dos veces "me quiero ir" a su asistente. Y después "prefiero quedarme con la última respuesta que te di y no ahondar en el tema". Cuando la cosa queda en manos de la asistente, ella dice titubeando que quizá sea difícil de entender para alguien de afuera que el ministro no habla de inflación ni para los medios del país. Eleni queda atónita.

¿Usted hubiera publicado la entrevista tal como la dio la TV griega? ¿O la hubiera dado hasta la respuesta anterior a la que molesta al ministro?

Fin de ciclo de As

El FC Bayern München le endosó este martes cuatro goles al Futbol Club Barcelona en la ida de las semifinales de la UEFA Champions Cup. Esta era la portada/tapa del diario As del día siguiente:


"Fin de ciclo" significa que se acaba la etapa de cinco años del Barça ganándolo casi todo (15 de 21 títulos disputados, incluidos continentales y mundiales). Es posible que esta vez sea así. Pero si llevas diciéndolo los últimos tres años alguna vez tienes que acertar ¿no?

Ayer, el Borussia de Dortmund le endosó al Real Madrid CF otros cuatro en la otra semifinal. Esta es la portada de As:


Tranquila/o, no voy a preguntarle por qué equipo hincha el diario As ni quejarme de la doble vara de medir, etcétera. Sería faltarle al respeto (a usted, digo, que ya se percata de todo esa miseria). Solo quería mostrarle (¡Otra Vez!) en qué lamentable trapo se ha convertido el periodismo deportivo español. De los diarios de Barcelona no le enseño nada porque es para echarse a llorar (excepto, como siempre, El Nou 9) y en Esta Casa somos gente optimista, esperanzada y de buena onda. Así que le voy a dar una buena noticia para confirmarlo. La mejor portada/tapa de hoy es la de Marca. Se conoce que las grandes desgracias aguzan el ingenio (pero tienen que ser MUY grandes):


[Los cuatro goles del Borussia los marcó el mismo jugador: Robert Lewandowski. ¿Ve como  es una primera muy simpática? Enhorabuena, Marca].

Pista de AM*

martes, 23 de abril de 2013

El Tribune paga la comida a los periodistas del Boston Globe

Ayer llegaron a la redacción del Boston Globe unas decenas de pizzas. Las enviaban sus colegas del Tribune de Chicago. Venían con esta nota:


Visto en un tuit de SO'C* que retuiteó PR*.

lunes, 22 de abril de 2013

Antes eran los diarios los que marcaban la agenda

Ahora es Jorge Lanata en la televisión y la radio, por lo menos en la Argentina...

Time pifia su portada sobre Boston. The New Yorker, no


Debe evitarse la publicación fotos de niños en contextos de violencia, explotación, etcétera. Es un principio elemental, de mero sentido común. Por eso mismo la deontología –la ética profesional– periodística lo tiene formalizado de mil maneras diferentes:
Código Deontológico Europeo de la Profesión Periodística:
Artículo 6. […] En particular, el periodista deberá abstenerse de entrevistar, fotografiar o grabar a los menores de edad sobre temas relacionados con actividades delictivas o enmarcables en el ámbito de la privacidad. […] 
Código Deontológico de la Federación Internacional de Periodistas
Artículo 13. Observar especial cuidado en el empleo de imágenes que, por su crueldad, puedan dañar la sensibilidad del público. Se evitará, especialmente, la utilización morbosa y fuera de contexto de estas imágenes, sin que ello justifique la ocultación de los elementos esenciales de los hechos noticiosos, como guerras, atentados, accidentes u otros semejantes.
Etcétera. Es verdad que las imágenes de tanto impacto son muchas veces el único modo de informar y de llamar la atención sobre esas situaciones degradantes para la dignidad humana. Por eso el código de la FIJ está escrito de modo poco terminante. Ya sabe que los principios éticos deben aplicarse de forma prudencial, esto es, caso por caso. Pues bien, en este caso no era necesario usar la imagen del chaval. Había decenas de alternativas. Por ejemplo, la de The New Yorker, que es pija (¿Qué esperaba? Ellos son así.) pero genial:


Sólo la vagancia, el amarillismo, la incompetencia, la manía de ser original o todo eso a la vez explican la decisión de poner a ese nene en la portada/tapa de Time. Maduren, chicos. No hagan como Newsweek. Aunque, ahora que lo pienso, ustedes son multirreincidentes últimamente.

[Por favor, no fastidien con que Esta Casa se aprovecha de la foto lo mismo que el semanario. Es mentira y el argumento está ya muy sudado. Gracias].


domingo, 21 de abril de 2013

En la muerte de un magnífico Hijo de Puta: Allen Neuharth


De Allen Neuharth solo necesita saber que él parió USA Today en 1982. Lo leen hoy 6,6 millones de personas. Fue el primer diario verdaderamente "nacional" de los Estados Unidos. Llegó a imprimirse en 32 plantas via satélite. Dio a la infografía la importancia que tenía. Fue concebido para la era de la televisión. Etcétera. Otros dirán, en el estilo USA Today: revolucionó la prensa diaria.

Todo eso es verdad. Pero no toda la verdad.

Neuharth fue el primero que entendió que la Prensa-Diaria-De-Siempre estaba entrando en su etapa de madurez y agonía y decidió someterla a una adaptación brutal. Nuestro hombre era el CEO de Gannett, entonces la mayor cadena de diarios de los Estados Unidos. Eran unos 80 periódicos repartidos por 30 estados, incluidas las Islas Vírgenes y Guam. Diarios mediocres, sin relieve profesional. Daban a la compañía un negocio bárbaro porque eran los dueños de la publicidad en sus zonas de difusión. En la inmensa mayoría de los casos eran el único diario de su ciudad. Exacto: el periodismo, a Gannett, le importaba un bledo.

Los diarios –en los EEUU, también en el mundo– son una institución esencialmente local, urbana. Entran –entraban– en la vida de las personas por costumbre, como parte del proceso de "hacerse mayor": uno se suscribía cuando se casaba, cuando se emancipaba, cuando comenzaba a buscar trabajo, cuando quería comprarse un auto de segunda mano, cuando necesitaba saber qué cuernos ocurría en el consejo escolar del que dependía la educación de sus hijos. Y así. El lugar de todo eso era el diario, que llegaba con el pan y la leche a la puerta de casa cada día, cada día, cada día.

Leer el periódico cada día, cada día, cada día era parte del proceso de socialización, de ciudadanía.

Neuharth advirtió que las cosas no seguirían así por mucho tiempo y aplicó su olfato de "newspaperman" para capturar a los últimos nuevos lectores norteamericanos. Tomó un par de datos al alcance de cualquiera –que el 20% de los yanquis cambian cada año de ciudad y que los informativos de tv eran ya la principal fuente de noticias de la gente– y fundó un diario para atender las necesidades de ese público.

USA Today era como los hoteles Holiday Inn: todos iguales cualquiera que fuera la ciudad donde estuvieras… para generar sensación de hogar. USA Today era el diario local de los que no tenían localidad o la cambiaban cada año: siempre igual, estuvieras donde estuvieras, se vendía en las mismas máquinas, al mismo precio, con los mismos cuatro cuadernillos… Una sociedad móvil necesitaba algún lugar fijo para sentirse "en casa": USA Today.

Además era todo aquello: sencillo, sintético, breve, ilustrado, colorido, ágil, modernísimo, alegre, positivo. El primer día dudaban si abrir con el tremendo accidente del DC10 de Spantax en Málaga, el asesinato de Bashir Gemayel (un señor de la guerra libanés) o la muerte de Grace Kelly. Los periodistas se decantaron por Gemayel. Típico. Neuharth se calentó, mandó el asunto a los breves del Newsline (es el segundo) y ordenó abrir con la actriz, la "Princesa de América". Cambió también el titular de la tragedia en positivo y sobre la foto del avión quebrado y ardiendo, en tono buena onda, hizo escribir este: "Milagro: sobreviven 327, mueren 55". Ese era el tono.

Neuharth, por una vez, exigió periodismo, pero también obligó a quebrar costumbres que muchos periodistas tenían por sacrosantas. Por ejemplo, el diario seguía la misma secuencia y las mismas piezas cada número, todos los números. Estaba terminantemente prohibido que ningún artículo superara las 250 palabras de extensión, salvo las "Cover Stories" de cada cuerpo, que podían llegar a 500. La edición era –y es– a machete, implacable como una guillotina, así que los temas debían ser buenos de verdad y los titulares calientes y cortantes como una broca. Le costó diez años alcanzar el punto de equilibrio en la cuenta de explotación. Pero Gannett apareció entre las primadonnas del periodismo norteamericano. Se había transformado en una compañía respetable, innovadora, comprometida e influyente, muy influyente.

Centenares de diarios se editan hoy con USA Today como telón de fondo: los formatos, el estilo, el lenguaje, el diseño, la página del tiempo, las tablas de resultados deportivos, los gráficos… lo que quiera. Hay cien cosas que a usted le deben parecer de los diarios de toda la vida y… no. Las inventó USA Today.

El año pasado, Gannett ganó 424 millones de dólares sobre unas ventas de 5.350 millones. Pas mal.

Allen Neuharth se retiró de Gannett en 1989 pero siguió dando guerra. Fundó en 1991 el Freedom Forum y el Newseum que de esa institución depende.

Murió el pasado 19 de abril. Para uno es el punto final simbólico a una época, casi dos siglos, en que el periodismo era, sobre todo, lo que se hacía en los diarios de papel.

¿Por qué "Hijo de Puta"? Porque él mismo se llama así, "Son of a Bitch", en sus memorias:


Les dejo con las primeras de los cuatro cuadernillos del número 1, del 15 de septiembre de 1982, y la mítica página del tiempo de ese día:






Como bonus y debido homenaje, va esta foto de los cracks que dieron el diseño de la idea de Allen Neuharth. Está tomada la noche del 14 de septiembre de 1982 mientras discuten la portada/tapa:


De izquierda a derecha: Mitch Koppelman, director de fotografía;
Richard Curtis, subdirector de arte; John Quinn, vicepresidente ejecutivo
y Jackie Greene, director adjunto de fotografía.

¿Quién dijo lo de la foto en portada? (2)

Es una curiosidad de la prensa paraguaya. Empezó con la previa de los clásicos del fútbol y se extendió a otras previas, como la elección de hoy. Un recurso más que pocos aprovechan, quizá porque se les antoja un poco infantil o provinciano (no es la primera vez que lo digo)


viernes, 19 de abril de 2013

¿Usted qué diario compraría?

La cosa es así: ayer hubo manifestaciones en toda la Argentina en contra del gobierno. No estuve en ninguna y no le puedo decir más que lo que leo y veo en los diarios. Pero tengo un dato: la circulación certificada promedio de febrero (venta neta de lunes a domingo) de algunos de ellos. Están -de mayor a menor- los ocho que más venden y luego los progobierno, que no certifican su circulación -es muy baja- aunque reciben casi toda la publicidad oficial. 

259.000 ejemplares vendidos

163.000

87.300

50.700

47.250

32.550

32.100

27.330

sin datos

sin datos

Para Clarín y La Nación creció la protesta y fue masiva. Para Tiempo ArgentinoPágina 12 disminuyó y fue cosa de la oposición. Notable la sintonía en los mensajes de los progobierno.

Prensa Libre de Rio Gallegos, provincia de Santa Cruz, es propiedad del empresario urltrakirchnerista Lázaro Báez, que aparece en las tapas de Clarín y La Nación implicado en operaciones de lavado de dinero y exportación ilegal de divisas. OPI Santa Cruz es un sitio independiente local.

sin datos


Lo bueno –lo genial– de todo esto es que uno sabe lo que le molestan al poder estas marchas.

Agrego los ratings de la cobertura de la marcha en TV (22 de anoche). Están en un tuit de Mariana Montero.

jueves, 18 de abril de 2013

Léalo antes en PaperPapers: Sports Illustrated nos da la razón

Resulta que la revista de referencia del deporte norteamericano ha elegido para su portada/tapa del especial sobre los atentados de la maratón de Boston la foto que Esta Casa había nombrado la mejor en las portadas/tapas de la prensa mundial del pasado lunes. El mérito es todo de Sports Illustrated, naturalmente, pero usted sabrá perdonar esta modesta expresión de autoestima. La "cover" de SI:



Si no te da el estómago, no la publiques




Parece que fue Charles Apple quien se dio cuenta que la foto original de John Tlumacki (del Boston Globe) publicada a doble portada del Daily News de Nueva York estaba manipulada (la original estaba en The Big Picture). Si no tienes estómago para aguantar la sangre, no la publiques, dice Apple. Y agrega Ramón Salaverría (por quien me entero) que eligen una foto sangrienta... pero les parece demasiada sangre.

martes, 16 de abril de 2013

Esta es *la* foto de los atentados de la maratón de Boston

La palabra más usada hoy en los titulares de portada/tapa del mundo mundial es "Terror". Y la fotografía más publicada es esta, en sus dos versiones:



Son dos fotones, ambos de John Tlumacki, de The Boston Globe. El buen John ha visto hoy estas y otras tres fotos suyas –usted las verá a medida que lea esta entrada– en las portadas de todo el mundazo. Pero estas de de los polis son las que eligieron más diarios para su primera. Ahí va una selección donde se pueden apreciar las diversas ediciones y puestas en página de la misma imagen:







Era el día para dar de lado a lado de la página una de esas fotos  –o cualquier otra de las buenas que verá más abajo. Fíjese, además, que no siempre se tiene una imagen como esa, donde se vean en el mismo plano al ciudadano indefenso y a la policía entrando en acción para defenderle. Siempre que la policía aparece en una portada/tapa es para mostrar a los agentes contra la gente. Esta vez no hay duda de que es lo contrario. Si uno fuera ministro del Interior o jefe de la cana, mandaba repartir estampitas de esa foto.

Vea ahora primeras páginas con la otra versión de la misma escena. Es el primer momento de sorpresa de los agentes, hay más acción y el corredor caído es más protagonista. Vea:






Del mismo fotógrafo es la imagen que seleccionó el diario local de referencia de Boston (claro, él trabaja ahí). Esa foto es también frecuente en las primeras de todo el planeta.



Ese corte… Compárela con las otras portadas que la dan entera. Pena.


El Boston Herald, la competencia local del Globe, se descolgó ocupando portada y contraportada (es un tabloide) con una imagen que parece más bien un día de niebla en la ONU. No lo puedo entender. Fíjese:


El hecho de editarla en tapa y contratapa agrava/agranda mucho más el error. Si no querían la de los policías porque era de la competencia, tenían otras para elegir, como estas:




Esta también es de John Tlumacki

Muy gracioso el "retrato de España" sobre la fotografía del herido. Esa edición…

Otra foto que ha tenido éxito es una panorámica más general de los heridos en shock en la línea de llegada. Compare el "double truck" del Daily News de Nueva York con el del Boston Herald que vio antes. Ni color. Basta la cara de la chica para contar lo que está pasando –y sólo es un tercio de la foto. Vea:

También de Tlumacki

Es mejor la foto que acabamos de ver que la usada en primera por los diarios que ahora vienen. Está tomada en el mismo lugar, desde el otro lado de la calle y dentro de la cancela. Es más confusa, más lejana, más plana. Quizá los editores de estas primeras no querían que apareciera tanta sangre… El resultado es que no se ve ni sangre ni gente ni nada que ver con la magnitud de la tragedia.




Y luego viene la peor selección de todas –a juicio de Esta Casa, por supuesto. Se le hace muy difícil a uno titular a toda plana con "terror", "masacre", etcétera, y acompañar esas palabras con una toma general y abierta de unas ambulancias o de la calle. ¿Dónde está el terror? ¿Dónde la masacre? Mal.






Pero siempre hay un peor, aunque sea poco consuelo. Lo peor son estos collages que le dejo acá abajo. No era el día para hacer patchwork de fotos. Era día de elegir una y jugársela:



Los deportivos –aquellos que abrieron con este asunto sus primeras– son un microcosmos que resume las decisiones de portada de la prensa general: uno muestra a la policía, otro a la gente, otro no muestra nada:




En The Big Picture tiene estas y otras más. Tenga cuidado: algunas son muy crudas.