lunes, 8 de abril de 2013

La mejor portada sobre la muerte de Thatcher es de hace dos años

Esta es la portada/tapa que sacaría uno sobre la muerte de Margaret Thatcher. No tanto por la estética, que también, sino por el título:


Es de Rodrigo Sánchez para  Metrópoli, el semanal agenda del ocio del diario El Mundo de Madrid. También serviría esta, de hace año y medio:


No es una boutade, es que todos los diarios le/me dan la razón. Certifican en sus primeras que Margaret Thatcher está… más viva que nunca. Los primeros en salir fueron el Evening Standard, claro, con una esquela neutral…


…y The Times, con una de sus portadas olímpicas, editó un especial donde lo dice todo sin decir nada. La foto es muy significativa (¡Cómo Nos Gustaba Ella!) pero no cae en la nostalgia…



…ni parece que la saque del desván, como ocurre con todas esas fotografías de portada en blanco y negro que eligieron la mayoría de diarios. Es una foto maravillosa para una edición extra. Sí, ya me doy cuenta de los del Times que te la hacen simpática y eso. Pero puestos a estar a favor es mucho mejor esa versión que la de los dos diarios conservadores-conservadores –ambos editan la misma fotografía (¡Vaya!)– con esas portadas como estampas de santa o tapiz de canonización:




Al menos el Mail tuvo el cuidado de no apagar el fondo de la foto y el reflejo de la luz en el pelo se ve más natural (ejem). A la portada beata del Telegraph sólo le falta que abra y cierre los ojos según la inclinación de la página. Mal. 

Están también los que se vengan. La inquina que destilan algunas portadas/tapas es va más allá de la falta de profesionalidad y la mala educación. En el Mirror, siempre laborista, la llaman "The woman". Pues… la primera mujer que fue primera ministra, repitió dos veces más en el cargo e instaló su legado en el mismísimo corazón de la política y la sociedad británicas no es "la mujer" o "una mujer". La foto no podía ser peor ni la comparación con Lady Di más desafortunada y demagógica. Como siempre, el periodismo hecho con las tripas resulta en mercancía averiada. Lástima, porque la segunda línea del titular tiene fuerza y más de un punto.



La prensa comunista se queda a gusto:


El principal diario de Escocia –donde los "tories" no son ni muy queridos ni muy votados– lo hace mucho mejor:


…aunque no sabe uno si esa foto de venerable abuelita rica encaja bien con "La-Primera-Ministra-Que-Dividió-A-La-Nación". Pegaría más la fenomenal foto que usa Libération. Además de que es ella misma, es la imagen de alguien que puede dividir no una, sino varias naciones sin pestañear. El título es un poco pirotécnico. "La Gran Segadora" llaman en Francia a esa imagen de la muerte que es un esqueleto con capa y capucha, guadaña en ristre (The Grim Reaper, en inglés; quizá hay una expresión en español, no sé). También nada del otro mundo.


También tiene mejor balance entre lo que se dice en el texto y la foto esta portada, del diario de North Yorkshire, una región donde no tenía muchos fans:


Compárela con la del diario principal de Gales, país que recuerda muy bien a la primera ministra debido a su brutal pulso con los mineros de sus cuencas carboníferas:


Esa foto no encaja. Es decir ¿es esta la primera ministra que acabó con la principal industria de Gales desde la Edad Media, la que se enfrentó a los rudos piquetes mineros, etcétera? Para el resto de la prensa local británica vaya aquí.

Por algún motivo que uno no acierta a identificar, la mayoría de las fotografías son en blanco y negro. No sé. ¿Es un modo de editorializar? ¿Se dice así que la Thatcher es el pasado, una época negra, un recuerdo que asocia a malos momentos? The Independent, además, la edita de modo que, bueh, no se sabe quién es. Sus titulares –como los del resto de la prensa pijoprogre y de los económicos– son más ecuánimes: "cambió", "transformó", etcétera:




De las fotos en blanco y negro son buenísimas esta…


…y la de The Guardian, que para aumentar el efecto nostalgia del b/n reproduce el obituario político que le escribió el columnista Hugo Young –también fallecido– en 2003.


De acuerdo, Young era una firma de referencia de los 90 pero… diez años después ¿no habrá algo más que decir sobre la persona y la época de la Thatcher? No sé. A uno le parece una decisión poco justificable que te saquen la portada del desván. Lea el texto. A mí me parece que no hay para tanto, aunque el título tenga fuerza.

El Express y el Star se quitan de encima el asunto como pueden. Se conoce que no es su territorio. Horrible la foto del Star. Esa es la Thatcher que murió, sí, pero no es la persona de la que estamos hablando.



The Sun da una de paleto y trata la cosa como si fuera una celebridad cualquiera. Le llama la atención que muriera en la cama de un hotel. Había que estar más a la altura pero ¿qué quiere? Si te la pasas todos los santos días hablando de asuntos de cama, atizando la xenofobia, espiando el teléfono de alguien, sobornando a un funcionario o admirando el culo de la penúltima starlet… Esa cultura da para lo que da, que es esto:


Pero bueno. No todos los diarios tiene que ser como The Times, que en su edición del día también lo dice todo sin decir nada. Otra foto muy bien seleccionada, además:


Esta que viene se la pongo para que no le falte de ná. Linda imagen. Eso es una estadista.


De España le dejo sueltos a los dos gallos que, mira, coinciden en llamar "revolucionaria" a Margaret Thatcher. Unos aprecian su cualidad metálica y otros la liberal, que son cosas que no se sabe bien qué significan pero visten mucho. La pena es la foto de El Mundo. Por favor, tengan cuidado con lo que ponen al lado de la palabra "revolucionaria". Es difícil mezclarla con la foto de una viejita que se despide con gesto forzado y demente. Por eso es tan buena la edición gráfica del Times, el FT, el Guardian o Libé. Pero bueno, da lo mismo porque se conoce que se trata de una edición de propaganda o chupamedias, donde la mitad de los escriben son altos cargos del Partido Popular, ahora en el gobierno.



Esta se la dejo por curiosidad. Le Figaro llama coraje a lo que otros llaman terquedad. Lástima la foto invadida por la tipografía. Ni se leen bien los textos ni se ve bien la imagen.


Y por último, la que más me gusta. Los únicos que pillan el punto con que uno arranca esta entrada del blog, tanto en el título como en la fotografía. Digo. Vea qué buena:


(N del B: escribo aquí todos los viernes, lo cual, como sabe, no me influye lo más mínimo).

Mención aparte merece el semanario comunista trotskista Socialist Worker. Por su pésima estética y malísimo gusto, pero también porque esa idea ya la hizo Private Eye mucho mejor, por supuesto, cuando Margaret Thatcher dimitió en 1990. Esta es la portada pensada con las vísceras y escrita para idiotas ("Amada por los ricos; odiada por los pobres", qué gran análisis)…


…y acá está otra pensada con el cerebro 22 años y medio antes:


Los comunistas británicos de hoy no son lo que eran. Si vieran esa primera Blunt, Philby, MacLean, Burgess y el quinto desconocido de los "Cinco de Cambridge"… Qué disgusto. ¿Para eso se jugaron la vida? [Perdón por el error: esta broma ya no tiene sentido porque estos comunistas eran estalinistas y no se pueden ni ver con los trotskistas del Socialist Worker].

En Argentina no han hecho mucho caso, no. Sólo el inefable Página/12 echa en su tapa una fanfarronada que ni Clint Eastwood en sus mejores spaghetti-westerns:


Es bonito porque consiguen no parecer antipatriotas y, al mismo tiempo, apartarse de los milicos que fabricaron esa guerra (en el fondo, la Thatcher les hizo un favor a los demócratas argentinos). Esas contorsiones tienen toda nuestra comprensión. Es muy difícil ser oficialista con un gobierno como el aktual.
Publicar un comentario en la entrada