jueves, 9 de junio de 2011

Cuando salvar el pellejo es perderlo

Lea la columna de Luis Majul en La Nación de hoy. Es una descripción bastante cabal de lo que pasa ahora entre el periodismo y el poder en la Argentina.

Lea también las palabras de Gustavo Noboa al lanzar ayer el sitio La República en el Ecuador. Es una respuesta anticipada a las preocupaciones de Majul. Para los autoritarios el problema es el periodismo, pero porque van contra el pueblo:
Se equivoca quien piensa que los problemas de la prensa afectan solo a los periodistas o a un grupo de ellos, y que mirar hacia otro lado, fingir que nada ocurre, es una manera adecuada de salvar el propio pellejo. Preservar la libertad de expresión es solo el comienzo de la defensa del resto de libertades, sea la de empresa o de la propia libertad personal.
Publicar un comentario en la entrada