sábado, 4 de julio de 2009

Lo pagarán caro

Es el número 302 de la revista Rumbos, correspondiente al domingo 7 de junio de 2009. Rumbos pertenece a la empresa editora CMI, del Grupo Clarín, y se distribuía con 16 periódicos de provincias argentinas, entre ellos Los Andes de Mendoza (propiedad también del Grupo Clarín) y Diario de Cuyo de San Juan, la provincia vecina por el norte (propiedad de la familia Montes). Pues precisamente este número no se pudo leer en San Juan, porque no circuló ni con Diario de Cuyo, que lo retiró de su edición, ni con Los Andes porque los 200 diarios que vende en esa provincia perdieron la revista.

En la Argentina impedir la circulación de un periódico es un delito tipificado en el código penal. Y permítanme sospechar del poder, socio de las mineras de San Juan, y de la vista gorda de Diario de Cuyo.

Diario de Cuyo tiene todo el derecho retirar esa revista de su edición y defraudar a sus lectores. Pero es un caso de autocensura del que se enteró todo San Juan y que pagarán muy caro. Francisco Montes, el director, tardó tres días en dar esta explicación cuando el estrépito era imparable y todo el mundo había leído al nota de Rumbos por otros medios, como este, del que se pueden descargar los pdf de las páginas originales.

Para el director editorial de Rumbos, Sergio Serrichio, Diario de Cuyo censuró los contenidos de la revista, tal como publica su editorial del número 304 (como no está en la red subo la página):


Hoy Rumbos ya no circula con Diario de Cuyo que se pasó a Nueva, otra revista dominical enlatada que le complicará de nuevo la vida tarde o temprano a la susceptibilidad de Montes.

Es una cuestión de control editorial, siempre conflictiva cuando se circula con contenidos ajenos.

El único que pagará los platos rotos es Diario de Cuyo.
Publicar un comentario en la entrada