miércoles, 4 de julio de 2012

Una portada no es para siempre

Bob Diamond dimitió ayer como CEO de Barclays Bank. Está implicado –con otras entidades– en la manipulación del Libor entre 2007 y 2009. El Libor es un índice que fija el precio al que se prestan dinero los bancos en el día. También se usa como referencia en millones de operaciones en todo el mundo, como fijar los intereses de las hipotecas o de las tarjetas de crédito. En el Mirror lo vieron primero, arriesgándose a que otros les repitieran la broma:


Con ese título la han pegado. El eslógan "Los diamantes son para siempre" no sólo es uno de los iconos de la cultura pop sino el mejor lema publicitario del siglo XX, según Advertising Age. Fue creado en 1947 por Mary Frances Gerety, una copy de NW Ayer, para De Beers, la compañía que fundó Cecil Rhodes en 1888 y que domina en régimen de cártel el mercado mundial de diamantes. Aún hoy se emplea. 



La promoción se coló por todo tipo de soportes y canales. Es una de las mejores operaciones de "product placement" de la historia:




Es excelente el tratamiento que le dieron a la cosa el director creativo Fabrice Frere, el fotógrafo Chris Turner y el estilista Michael Dye en City Magazine:


En fin, que nadie más cayó en la cuenta. Con lo aficionados que son los tabloides británicos a los "puns"… Ahí van el resto de portadas de la cosa, cortesía de NS*