viernes, 18 de noviembre de 2011

A ese niño lo mataron dos veces, la segunda en tapa/portada

¿Qué información clave agrega el nombre entero y la foto (tapada con una máscara gris) de este gurí asesinado (o de sus vecinos) en la tapa/portada de estos diarios? Exacto. Ninguna. N-I-N-G-U-N-A. Además, se trata de un menor. M-E-N-O-R. Si no es para informar, porque no informa de nada relevante ¿qué sentido tiene esa foto? Correcto. Vender más diarios. Qué asco. ¿Será un descuido? Uno malicia que alguno entre los asistentes a las respectivas reuniones de tapa diría algo al respecto. Fíjese que los más bestias tienen el cuidado de pixelar la foto del menor que el padre lleva en brazos. ¿Qué pasa? ¿Que como el muerto no se puede defender… que le den? Qué vergüenza.



¿Y esos títulos? Vea el de Crónica: "No tiene perdón" (¡Claro Que Tiene!) y su subtítulo: "Los vecinos piden la pena de muerte y ya tienen armada la horca". O Página/12 o Libre. Bravo. Es lo que se llama tratar a la gente como vísceras y no cómo personas.

Está dicho en cien mil millones de códigos profesionales del periodismo: no se usa a los nenes en ese contexto. Digo: cada vez que pasa los volvemos a matar… en la tapa/portada. Y aunque no lo dijera código alguno: es de sentido común. Paren con eso. "Basta con los chicos".

¿Aún tiene dudas? Ponga la foto de su hijo en esas tapas/portadas y verá qué rápido se le pasan.


* * *
Los derechos del niño y la práctica del periodismo [pdf] de Unicef. Sí, es un rollo. En la página 30 están los principios de la FIP sobre lo que nos interesa. Y más al principio hablan de estereotipos sobre los niños, como llamarles "angelitos", por ejemplo.
Publicar un comentario en la entrada