miércoles, 13 de junio de 2007

Negocios con el gobierno y una oportunidad

En la ciudad de San Salvador, capital de la provincia de Jujuy, al noreste de la Argentina, el diario tradicional es Pregón, de la familia Jorge, relacionada con la política local. Hace unos dos años El Tribuno de Salta, la provincia vecina, decidió lanzar una edición para Jujuy. Hoy El Tribuno de Jujuy acusa en el IVC 7.801 ejemplares de venta neta mensual. Pregón ya no está en el IVC, y aunque ellos dicen vender 10.000 ejemplares solo les "cree" el gobierno provincial que los mantiene con una interesante pauta publicitaria. Según los de El Tribuno, Pregón no vende más de 1.200 ejemplares. Pregón es una babosa que se arrastra por el filo de una navaja, mientras El Tribuno aprovecha la oportunidad y juega de diario independiente porque no es del gobierno... de Jujuy.

¿Es negocio ser el diario del gobierno? Es otro negocio, que no periodismo. El Tribuno de Salta, con ediciones también en Jujuy y Tucumán, es propiedad de Juan Carlos Romero, el gobernador de Salta, y su competencia en la provincia original pertenece a sus adversarios políticos: son comités partidarios que casi no figuran. Los Romero conocen más que nadie el negocio de la prensa oficialista: poco ruido y parecer independiente.

Para alguien con suficiente músculo financiero sería un gran negocio lanzar un diario independiente en Salta. Desafío interesante para Cimeco, la empresa gestora de diarios del interior de la Argentina, propiedad en tercios iguales de Clarín, La Nación y Vocento de España. Se reproduciría en Salta lo que está pasando en Jujuy, pero con números mucho más interesantes.