lunes, 7 de febrero de 2011

Más Periodismo Ciudadano

El mendigo del barrio es un hombre de carácter difícil. ¿Quién no lo sería en su situación? También es un editorial ambulante, una red social peripatética. Cada día toma los gratuitos de los repartidores de la plaza y se detiene diariamente en el quiosco de la esquina para leer las portadas. En función de la actualidad cambia el contenido de los carteles que cuelga de su carro, de los cristales del cajero donde duerme y de la caja de registro semafórica. Esta foto, del domingo pasado, es del dazibao que gestiona en el cajero:


[Quizá no sepan quién es Hereu: el alcalde/intendente de Barcelona. Es el que se lleva la peor parte]
Publicar un comentario en la entrada