viernes, 4 de febrero de 2011

¿De qué nos quejamos?

El maltrato brutal a los periodistas en El Cairo. Gran noticia de ayer y hoy. Se queda uno con mal sabor de boca. Pero no es lo que imagina. No. Es que así viene tratando la policía egipcia a sus conciudadanos y no decíamos nada. Ni siquiera estábamos. Nos daba lo mismo, más o menos.

Cuando ayer la Casa Blanca instó al Gobierno egipcio a que cesaran inmediatamente los inaceptables ataques a los periodistas… me sentí como un niño rico malcriado. ¿Por qué no hablaron antes en favor de los egipcios de a pie? "Cesen inmediatamente de torturar a los opositores, a los que piensan distinto, a los que reclaman sus derechos, a los que ha sido atropellados, empobrecidos, jodidos… por su burocracia corrupta, su incompetencia, su desidia…". Etc.

Ya. Es un poco demagógico –pero sólo un poco.

[Gracias a AFV* veo este tuit de NK*, esa estrella del NYT, que dice lo mismo… pero mejor y doce horas antes. Inclino mi cabeza.]
Publicar un comentario en la entrada