miércoles, 9 de febrero de 2011

La publicidad bien, gracias, pero por los suelos

El palo. Entre 2005 y 2009 los ingresos publicitarios impresos de la prensa diaria en EEUU cayeron un 47,7% y pasaron de US$ 47.400 millones a US$24.800 millones. Sus ingresos publicitarios online saltaron de US$ 2.020 millones a US$ 2.73o millones. Son datos de la Association of National Advertisers.



La zanahoria. En el último trimestre del año pasado, las ediciones digitales de la prensa diaria alcanzaron una media de 105,3 millones de usuarios únicos mensuales, que equivale al 62% de todos los usuarios mayores de 18 años. Esas ediciones son consultadas por el 58% de los adultos de entre 25 y 34 años y el 73% de las familias que ingresan más de US$ 100.000 anuales. Son datos de ComScore. Esos usuarios generaron 4.100 millones de páginas vistas mensuales y pasaron 3.400 millones de minutos navegando los diarios en internet.

En el último trimestre de 2010, el ingreso publicitario online en esos sitios fue de US$ 690 millones, un 11% más que el mismo período del año pasado.

Dice el Research Brief que esa buena performance se debe al periodismo de calidad que ofrecen esos sitios.

Todo bien. Me ha venido a la cabeza una pregunta que se hizo Pere Rovira el otro día a propósito del escaso valor del CPM digital: ¿cómo es posible que las televisiones, con un alcance menor, mantienen esas tremendas tarifas publicitarias que les permiten salir adelante e internet no? Ya. El inventario, etc. Pero creo que la pregunta no se responde apelando a la abundancia del inventario.

Gràcies, A*.
Publicar un comentario en la entrada