jueves, 20 de junio de 2013

El periodismo no es una mercancía (Ecuador en el siglo XVIII.3)

La nueva Ley Orgánica de Comunicación del Ecuador que se sancionó el viernes pasado (aquí en PDF) supone que el periodismo es una mercancía: un bien que se compra y se vende.

Es un error en el origen. Han sancionado una ley que establece hasta un código moral para ejercer la profesión como si estableciera la cantidad de harina que hay que poner en los fideos.

Pero fuimos los periodistas quienes vendimos -muchísimas veces y hace años- esa mercancía al poder por unos pocos pesos o por algunos privilegios. Por eso digo que tenemos la culpa.
Publicar un comentario en la entrada