jueves, 25 de octubre de 2012

La radio con ruedas

Cada vez hay más automóviles y no es una novedad que crece más rápido el parque automotor que la infraestructura vial de las ciudades. Como consecuencia, cada día nos pasamos más tiempo adentro de una nave con ruedas con la radio encendida o hablando por teléfono si el vehículo está equipado con un sistema de manos libres. Esta realidad ha disparo las audiencias de las radios, sobre todo en las grandes ciudades, que hace rato distinguen sus horarios con nombres como el regreso. Que la radio es móvil no es una novedad desde que los transistores reemplazaron a las válvulas y la televisión ocupó su lugar en las salas familiares de las casas. Pero la televisión no puede con el automóvil... Y lo que no puede la televisión lo pueden internet y la telefonía. Así como muchos de ellos son más cámaras de fotos y reproductores de música que teléfonos, los automóviles serán compumóviles, fenomenales receptores de realidad aumentada, radios con ruedas, smartphones marca Volkswagen (o Facebook, quien sabe...)
...cars aren’t just mobile devices, they’re mobile sensor networks
Medios de comunicación, al fin y al cabo.
Your car’s systems will be able to sense how much fuel is left, compute your average consumption, and combine this information with your GPS navigation data. The result? Your car will tell you which gas stations you should stop at before you run out of gas, and since it’s connected to the internet, which one has the lowest price. It may even drive you there.
¿Quiere saber más? Lea el artículo completo sobre la próxima batalla entre sistemas abiertos y cerrados, de Jim Zemlin, el CEO de Linux, en Wired. Confieso que lo encontré gracias a un tuit de Roberto Guareschi.