viernes, 19 de octubre de 2012

La mejor política de redes sociales del mundo cabe en siete líneas

Colegas,

A medida que continuamos expandiendo nuestros esfuerzos en las redes sociales, vale la pena recordar los principios que desde hace tiempo aplica [The New York] Times a sus periodistas y a otros miembros de su redacción. Como sabes, hemos mantenido deliberadamente el carácter abierto y sencillo de estas orientaciones.
1. Siempre debes tratar Twitter, Facebook y otras plataformas sociales como una actividad pública. Sean cuales sean las precauciones que tomes respecto a la privacidad [de tu cuenta] o el tamaño de tu lista de seguidores, todo lo que publicas en línea puede ser muy fácilmente compartido con un público muy amplio.
2. Eres un periodista del Times y tu comportamiento en línea debe ser apropiado para un periodista del Times. Inevitablemente, los lectores asocian al Times cualquier cosa que publiques en las redes sociales.
Estos dos principios básicos deben ser guía suficiente para la mayoría de situaciones. Sé considerado. Procura que nada de lo que digas en línea socave tu credibilidad como periodista. Los miembros de la redacción deben evitar editorializar o promover ideas políticas. Y deben ser civilizados –incluso con los críticos– y no incurrir en ataques personales o comentarios ofensivos.

El mundo [de las redes sociales] puede ser nuevo, pero estos principios no lo son. Respecto al trato con el público, nuestra deontología dice:

Tratamos a nuestros lectores igual de bien en privado como en público. Se espera de cualquier persona que trata con lectores que honre ese principio, sabiendo que, en última instancia, los lectores son nuestros patrones. La misma civilidad se aplica si el contacto se lleva a cabo en persona, por teléfono, por correo o en línea.

O, como sugiere dicha política en otro lado, en caso de duda, pregúntese si una determinada acción podría dañar la reputación del Times. Si la daña, esa acción es, seguramente, una mala idea.

Al igual que el resto de nuestros criterios éticos, estos principios también sirven para los periodistas independientes que trabajan para el Times. Los lectores no distinguen las firmas de unos y otros. Además, los colaboradores habituales en particular están estrechamente relacionados con el Times. Los editores [redactores jefes] son responsables de garantizar que los freelancers comprenden su obligación de proteger la reputación del Times.

No dude en consultarnos si tiene alguna pregunta.

Gracias.

Philip B. Corbett, managing editor [subdirector, editor jefe] for standards, The New York Times.

* * * * *
¿Qué pasa cuando un periodista o colaborador del Times traspasa esos criterios? Que lo suspenden.
Publicar un comentario en la entrada