lunes, 21 de mayo de 2012

Si no logramos ser honestos, nos extinguiremos


Lo dijo Jon Lee Anderson en esta entrevista de Pablo Sirvén publicada en La Nación de ayer:
El papel del periodismo en la sociedad es muy importante y por el colapso en términos mundiales del modelo económico, sobre todo en el Primer Mundo de la prensa tradicional escrita ante la recesión por un lado, y las nuevas herramientas tecnológicas e Internet, por el otro, han hecho que estemos en un momento de crisis y cierta penumbra en torno de lo que es el futuro. Hay cierta democratización y metástasis del poder periodístico porque ya cualquiera que tenga una opinión puede subirla a YouTube y a lo mejor ser visto y oído e incidir en el gran argumento mundial o de su país. Esa es una realidad que no existía antes. Por un lado, lo veo positivo. Por el otro, se crea una torre de Babel y se hace difícil distinguir para el ciudadano común entre lo que es basura frívola y lo que es serio. Según los algoritmos de Google News, París Hilton puede rankear más que un atentado en Damasco y entonces, aparentemente, eso no sería tan importante. Tenemos ese problema. Los periodistas de rigor tienen que velar por su rol argumentando y siendo más transparentes que nunca. Es necesario que el periodismo sea visualizado como independiente, guardián del Estado de Derecho y paladín de la democracia que todos añoramos. Si no logramos ser honestos, aun cuando nos equivoquemos, nos extinguiremos como gremio ante la avalancha de blogueros y voceros de corporaciones y gobiernos.
Publicar un comentario en la entrada