jueves, 3 de mayo de 2012

La web de uno solo


Eli Pariser explica en ocho minutos qué es lo que perdemos cuando perdemos a los periodistas y a otros intermediarios sociales que difícilmente pueden ser sustituídos por los "amigos" de Facebook o los "seguidores" de Twitter. 

Prefiero el algoritmo humano en forma de periodista, incluso de periodista corruptible. Un algoritmo corrupto nunca deja de serlo. El periodista puede mejorar. Al fin y al cabo, es uno de los míos. Quizá si trabajamos para evitar que gobiernen internet los que sólo quieren medirnos y pesarnos y ofrecer sólo información de nuestra talla, este maoísmo de la "web de uno solo"… ¡la mezcla puede ser buenísima!

1 comentario:

Anónimo dijo...

En relaidad al leer algunos..., ni siquiera llego a calificarlo de algo, uno queda perplejo ante el desatino de leer: "incluso de periodista corruptible. Un algoritmo corrupto nunca deja de serlo. El periodista puede mejorar. Al fin y al cabo, es uno de los míos".

La perplejidad es por que no se puede estar de acuerdo o en desacuerdo, por que la ausencia de fundamento es muy honda y no permite ninguna posición. Es el no pensamiento verbalizado con la edicicación de algo que simula ser aquello.

Casi llega a ser una superstición pero ni tanto por lo bajito ni tan poco por lo mínimo. Ahora voy entendiendo que el sofismo y el falsasionismo tienen en el periodismo sus peores alumnos, los mejores son los políticos, por eso ganan elecciones, falseando y mintiendo a medias, mientras los periodistas, es evidente que viven todo el tiempo amargados por que el mundo no es como ellos quieren que sea y como son los peores alumnos, deben similar ser los mejores dicendo medias mentiras y verdades.
como siempre patético.