domingo, 12 de mayo de 2013

Un día de portadones que vuelve a quedarse en un día cualquiera

Los periodistas de los diarios suelen decir que su diario es aburrido. Es un error. Los aburridos son los periodistas que los hacen. Ahora se lo demostraré.

El Futbol Club Barcelona se proclamó ayer campeón de La Liga de las Estrellas, el campeonato español de futbol de Primera División ("la categoría reina", "la división de oro", etcétera).

Era un acontecimiento previsto desde hacía semanas, de modo que uno imaginaba que los diarios deportivos de Barcelona tendrían preparadas unas primeras de… campeonato. Tuvieron tiempo de sobra. Era *el* día para demostrar lo que son capaces de hacer. Era así, además, por una dificultad añadida: el Barça no jugó ayer. Fue el empate del Madrid lo que le dio, matemáticamente, el título.
Es decir, que la portada no podía resolverse ni con el expediente de tirar una buena foto del equipo campeón en actitud victoriosa. Pues bien, la respuesta de los deportivos es… poca cosa. Vea:

Ese bañador es un poco inquietante. Por la ausencia del resto del hombre
que, indudablemente, va dentro del pantalón. Digo.
No sufra. La otra mitad de la portada no vale la pena

¿"Campeones"? ¿Ya está? Pues vaya. Esta Liga llevaba bastante épica: el técnico del equipo y uno de los titulares con cáncer (ambos regresaron hace un mes), lesiones inoportunas al final de temporada (o sea, chiquilines de los equipos inferiores que debutan en momentos delicados), una primera vuelta de récord (18 victorias y un empate en 19 partidos, con una media de tres goles por partido) derrota dolorosa en semifinales de la Champions League (0-7 en dos partidos), mucho rumoreo de "fin de ciclo" del equipo (desde 2009, el Barça ha ganado quince de los últimos 21 títulos que ha disputado)…

Hoy era día para editar tremendas portadas. Y nada. ¿Qué tiene que ocurrir para que los diarios se parezcan a la gente?

Como siempre, en El 9 Esportiu, pensaron cinco minutos más y nos llevaron a los títulos de crédito de "La Guerra de las Galaxias". No es mucho pero es algo:


Para que no digan, es necesario recordar que el Real Madrid Club de Fútbol, el gran rival del FC Barcelona, ha ganado 32 campeonatos, aunque aquéllos han perdido fuelle, pues desde 1990, el Barça ha ganado doce y el Real Madrid ocho.

Los diarios de Madrid han tenido la suerte de contar con una alternativa que les ha permitido librarse de la obligación de titular a toda tapa con la victoria del adversario. El Real Madrid de baloncesto juega hoy la final de la Euroliga, a la que llega tras tumbar al Barça en la semifinal. Igualmente dedican la mayor parte de sus páginas al fútbol de Primera, pero, claro, usted ya me entiende. Siempre es mejor una no-noticia agradable que una noticia fastidiosa. Es el nuevo Nuevo Periodismo:



Ya. Estará conmigo en que estos muñecos hay que vestirlos bien. Uno sabe que ningún lector protestará por esta ocultación, pero tampoco es necesario mostrar tus complejos tan a las claras. Lo digo sobre todo por el título de As, "Baloncesto al rescate". ¿Al "rescate" de qué o de quién? ¿Del equipo de fútbol (ha quedado segundo)? Queriendo ocultar su mala onda la ponen más de manifiesto que nunca y desvelan sus intenciones. Ay, qué lástima. Pero no pasa nada. Si todo sigue igual, como dicen los economistas, el año que viene tendrán otra oportunidad para ser más listos.

Los diarios generalistas de Barcelona tampoco se han lucido. Fíjese:




No sé. No lo entiendo bien. No estoy a la altura. El campeonato es hoy el tema principal de conversación en la ciudad. ¿Por qué esta rutina? ¿No disfrutaron el campeonato de Liga?

Pero usted no sabe lo peor. Lo peor es este fotomontaje, que parece sacado de la prensa más populachera o de un trabajo escolar de primaria:

"La llama continúa encendida"

¿Impresionante eh? El soplafuegos, el estadio vacío, el trofeo en llamas... Todo de gran impacto, muy en sintonía con lo que los hinchas del Barça están(mos) pensando. Bravo.

No sé. No puedo aceptar que hayan hecho una primera tan mala, tan mala, tan mala. Aquí pasa algo que uno no alcanza a comprender. ¿Querrán transmitirnos algún mensaje? ¿Hay una cifra oculta (quizás demasiado)?

[Si usted, amble lector, usuario, etcétera, tiene una interpretación plausible, por favor no deje de comentarlo en esta entrada o envíe un mensaje a Esta Casa clicando en el botón de arriba a la derecha de la página. Gracias.]

PD: Quizá se pregunte ¿este tipo, qué más quiere? ¿Pues no está dicho lo que pasa en esas portadas/tapas? ¿Cómo sería una primera "creativa, eh, eh? Bien. Es justo. He dado una vuelta rápida por ahí y he econtrado esta de la sección de deportes de The Times, una previa a la final de la FA Cup entre el Manchester City y el Wigan:

En realidad el futbolista del City se apellida Nasri y no Nasir. Ay, esos "subeditors".

Podría encontrar más, no crea. Pero hoy es domingo, día del Señor, y me permitirá que descanse.
Publicar un comentario en la entrada