miércoles, 7 de noviembre de 2012

Las elecciones sin portada

No ha sabido uno encontrar grandes portadas/tapas sobre la reelección de Barack Obama. Es curioso que Bélgica ofrezca un catálogo de primeras que fueron pensadas y no simplemente mecanizadas. Algo pasa en Bélgica. Vea. Derniére Heure ofrece una solución ingeniosa: un código QR en primera. La ejecución es fea pero la idea es buena:


Mejor que este otro Frankenstein sus competidores flamencos…


…y mucho más periodística que la del diario seriote y librepensador de Bruselas, que editó el asunto sin pensar que perdía una página, pasara lo que pasara. Una página que nadie iba a leer, en este caso la del Obama perdedor.


¿Qué periodismo es este, que escribe sobre lo que aún no ha ocurrido? Concretamente ¿de qué escriben? Una broma o un guiño está bien pero esto es un abuso, un completo fiasco. Imagine la llegada a casa hacia las 10 de la noche de ayer del periodista que han escrito "Obama ha perdido" o bien "Obama ha ganado: 
—¿De qué has escrito hoy, cariño?
—De la derrota [de la victoria] de Obama.
—¿Eing? ¡Si aun no han cerrado los colegios electorales!
En la República Checa también han optado por componer un Frankenstein Romney-Obama:


No podía faltar la portada tipo joker, siempre tan original. Esta vez ha aparecido en el Líbano:


El tema gráfico más usado en las portadas del mundo mundial es el de la familia Obama saludando en el show de la victoria. La mejor edición de la cosa es, a juicio de uno, esta. La expresividad de las caras rescata la pifia de cortar la mano de Sasha y el codo de Malia. Una pena:


Quizá estas se ven aún mejor:



En las primeras que siguen –elegidas por otros motivos– viene el mismo asunto gráfico reflejado en tomas diferentes. Es una horterada (es "grasa") el juego que hace USA Today con su nuevo logo y la bandera. Si la cabecera rediseñada es para esto…


Fíjese que les ocurrió lo contrario que a los otros, que editaron poco la foto: hay más aire que familia y la mano del Presidente, que es donde está la acción y, por tanto, adonde se dirige el ojo, tiene los dedos cortados. Otra pena.

Estos dos de abajo llevan títulos horrendos, singularmente el último:



El News Tribune de Duluth, tan en decadencia como su ciudad, al lado de donde nació Bob Dylan, edita bien la foto de familia. Al menos eso. El InterMountain (qué nombre) lleva un titular patético. El peor de hoy. La foto, lo mismo. Pero, en fin, uno se contenta sabiendo que los habitantes de los condados centrales de West Virginia, tierra de soldados, aún están atendidos por un diario. Eso está bien. [N del B: Estas dos últimas tapas no están enteras. Están cortadas por abajo].

En otras redacciones las presidenciales USA no son asunto de portada/tapa. Ya están en otra: el congreso del Partido Comunista de China, que elegirá al nuevo emperador rojo. Este es el asunto del día y le dedican toda la primera:


"Los EEUU eligen a su presidente. Será Xi el nuevo líder mundial? "


"Pekín: palomas bajo arresto domiciliario"

JM*, de The Poynter Institute, ha hecho su selección de portadas, con preferencia por los pósters tipo Estampa de San Obama.

CA*, en su blog, recoge un buen grupo de primeras del día de la elección. Véalo.

Muchas gracias JMT* y DM* por avisar —aunque aún les falta para conseguir el badge de Ángel de la Guarda de PaperPapers que tiene VC*

5 comentarios:

Nicko dijo...

Corrección, el Hospodarske Noviny es de República Checa, no de Eslovenia. Saludos.

TP dijo...

Gracias, Nicko. Había etiquetado la foto con el CZ de Czech Republic y al escribir se me fue la cabeza. Corregido. Muy amable.

Manuel Martínez dijo...

¿Y dónde dejan la joya del periodismo?: LUN, de Chile. El personaje es un (ex) novio de la actual Miss Chile que le dobla en edad. Un winner mayor que Obama.

http://images.lun.com/luncontents/NewsPaperPages/2012/nov/07/LUCST01LU0711_450.jpg

carlos alonso dijo...

qué pasó con Florida en USA Today?

TP dijo...

Carlos, cuando mandaron esa portada/tapa a máquina aún no se había decidido el estado y decidieron dejar solo su perfil en rojo. Resultado: apenas se ve y menos aún en una imagen de estos tamaño y resolución.