viernes, 10 de agosto de 2012

Cómo se lee un diario estándar

Este lector viajaba anoche en tren desde Retiro hacia Tigre. Leyó TODO el diario La Nación de Buenos Aires como si fuera un origami. Un detalle: ayer era jueves 9 y el ejemplar era del domingo 5. Creo que los directivos de La Nación deberían buscarlo y darle la medalla de oro al lector y de paso aprender que eso del tamaño no es problema para nadie que sepa leer el diario. Trate de hacer esto con un tabloide o un berlinés y se dará cuenta que hay una clara ventaja del estándar, que al final es hasta más cómodo para leer en un medio de transporte público.

4 comentarios:

TP dijo...

"¿Trate de hacer esto con un tabloide o un berlinés?" Es que con un tabloide o un berlinés NO hay NI que hacerlo. Para leer diarios es mejor no exigir que los lectores sepan origami. Basta con que sepan leer. Prefiero pensar que estaba con La Nación porque es un buen diario. Pensar que lo lee por el tamaño me parece hasta ofensivo para los periodistas que hacen La Nación.

Fernando J. dijo...

Ja, muy bueno

Anónimo dijo...

Leo La Nación al igual que tres diarios mas (ambito, Cronista y Pagina12, a Clarin ya no lo leo por razones de saniddad mental) lo que molesta de todos es lo mal escrito que estan, lo mal editados que estan y la poca informacion que hay, esos si, muchas noticias, a ahora informacion, ni lehces y cuando hay algo mas o menos es sin fuentes, o una sola.

GP dijo...

¡Uy! qué buena discusión podemos armar...

Digo que el tabloide y el berlinés son bastante más grandes que el estándar doblado en cuatro. Por eso nunca se puede llegar con esos formatos a la comodidad del sábana y menos doblarlos (excepto algunos suizos de escasa paginación). Por eso insisto en que el tamaño no es motivo para leer o no leer un diario y en esto coincido -lo lamento- con TP.