miércoles, 10 de agosto de 2011

Un negocio redondo para el que se anime

Contar los ejemplares vendidos es la actividad más de la Galaxia Gutenberg que se me ocurre después de imprimirlos. Lo que no entiendo es la insistencia de los anunciantes en resultados que no dan más que un número que puede no tener nada que ver con la realidad. No es la primera vez que lo decimos ni será la última. O quizá es que no les hemos dado una alternativa.

Contar ejemplares vendidos no sirve ni para saber si realmente son ejemplares leídos. Cuentan igual los comprados para envolver vajilla en los bazares que los que van a los archivos de las bibliotecas. Pero tampoco sirve para comparar prensa gratuita con prensa de pago, ni para casi ninguno de los datos que hoy necesitamos para saber a donde vamos.

La difusión e influencia de los periódicos hace tiempo que es tarea de sociólogos y no de contadores de unidades. Además basta con una encuesta anual o semestral y un informe posterior. La información mensual no da la perspectiva que necesitamos.

¿No hay nadie ahí afuera que le interese este negocio en la Argentina y en otros países de Iberoamérica? Todavía pienso que sería una pegada.
Publicar un comentario en la entrada