martes, 11 de diciembre de 2007

Arte, oficio, profesión o carrera

En la triple entrevista de Perfil a la que me refería ayer y que todavía no terminé de leer... apareció, como no, la interminable discusión sobre el periodismo como profesión. Para Nelson Castro es una profesión, para Andrew Graham-Yool es un oficio. No les pregunta Jorge Fontevecchia qué es una profesión y qué un oficio. Les pregunta si en el pasado fue un oficio y en el futuro será una profesión.

Graham-Yool: "Todavía depende mucho del oficio y no es una profesión. Primero, gracias a Dios, no nos une una especie de corporación. No quiero ser parte de una corporación que rige cómo voy a trabajar o desarrollarme. Prefiero la idea de oficio, que es el que usa el talento, el conocimiento y busca darle una forma buena, elegante y completa a lo que produce. Ese es el artesano de la palabra. El título de comunicador me parece muy interesante, muy útil, porque permite llevar a la redacción gente formada. Pero eso no lo hace una profesión" y sigue después de una interrupción de Fontevecchia: "Una universidad de California ha abandonado su curso de periodismo, con la idea de que la universidad da una universalidad al estudiante. Eso es necesario en cualquier oficio."

Castro: "Yo discrepo, porque creo que es una profesión que le ha agregado a esto del oficio la formación, porque hay una necesidad de la responsabilidad, conocimiento, análisis de temas, en esto que hacemos. Necesariamete convierte al periodismo en una profesión, no en el sentido corporativo, pero sí en el sentido formativo."

La cuestión de si el periodismo es una profesión, oficio o arte es una disquisición semántica y también jurídica o legal. Deberían hablar de carrera universitaria ya que profesión significa modo de vida y no estudio o formación. Carpintero, futbolista o plomero son tan profesiones como abogado, médico o ingeniero. El periodismo no debe ser nunca una profesión regulada, aunque se pueda estudiar como carrera. Coincido con Graham-Yool en que es un oficio, un arte. Por desgracia, en nuestro sistema universitario napoleónico, la profusión de carreras va metiendo en la sociedad la idea del título habilitante para todo, hasta para hacer pasteles: sería una catástrofe para el periodismo, porque entonces no lo serán los enfermos de verdad sino los que tienen un diploma que lo acredita.

La universidad medieval (la anglosajona y por tanto de la California que cita Andrew) enseña saberes universales y no profesiones. Por eso es muy lógico y natural que no enseñen periodismo: eso se aprende trabajando y es cosa de gustos y de vocación. Pero estudiar es otra cosa, mucho más seria, relacionada con el pensamiento y no con las habilidades.

Dónde encontrar periodistas, en Paper Papers, 27/12/06

2 comentarios:

El buscador dijo...

uhmm. Interensante vuestra publicación voy a seguir revisándolo en lo posible. Yo estudio periodismo...

GP dijo...

Muchas gracias Buscador.