domingo, 1 de julio de 2007

Cambiar la escala

Paseaba por un campo de golf con Antonio Maciel, un antiguo empresario periodístico de Tres Arroyos, en la provincia de Buenos Aires. Hacía buen día en Posadas. Antonio y su mujer, Julia, vinieron a Posadas este fin de semana con su hijo de doce años que competía en un torneo nacional de menores. Como siempre, hablamos de la industria, de ADEPA, de los diarios y de la escala del negocio que hace más de quince años que es tema central de nuestras conversaciones. Muchas veces hicimos planes en el aire, con nombres y lugares de Buenos Aires.

La escala es una de las amenazas más grandes al negocio de los diarios del interior de la Argentina. Hay unos 100 diarios, muchos de ellos centenarios. Y 90 familias propietarias, numerosas después de varias generaciones. El negocio se ha achicado y los márgenes hace rato que no dan para mantener a todos los propietarios de cada periódico. Paradójicamente en la Argentina la concentración ha comenzado por los diarios más grandes y solventes, como Los Andes de Mendoza y La Voz del Interior de Córdoba, que pertenecen hace unos años a Cimeco, una empresa propiedad en tercios iguales de La Nación S.A., el Grupo Clarín y Vocento de España.

Otro grupo importante se está formando con el dinero y la astucia de Daniel Vila y José Luis Manzano. Nació en el Uno de Mendoza y siguió por los Uno Paraná y Santa Fe además de la compra de La Capital de Rosario. Los Rajneri, propietarios del Rio Negro de Roca, en la Patagonia, han comprado La Mañana de Córdoba, un desprendimiento de Ámbito Financiero. Florencio Aldrey Iglesias tiene -además de hoteles- dos diarios, La Capital de Mar del Plata y La Prensa de Buenos Aires. El Tribuno de Salta ha lanzado ediciones en Jujuy y en Tucumán. Si no me falla la memoria, esto es todo lo que hay por ahora en cuanto a concentración de diarios en la Argentina. El resto son antiguos periódicos que todavía resisten el cambio de escala, y el cambio de siglo, pero del siglo XIX al XX.

Desafíos de la prensa regional argentina, en Paper Papers, 29/4/07
Publicar un comentario en la entrada