miércoles, 19 de septiembre de 2012

Carrillo era un ancianito viajero y fumador

Murió ayer Santiago Carrillo Solares, militante del Partido Comunista de España entre 1936 y 1985. Fue su Secretario General entre 1960 y 1985. Su vida pública arrancó en el periodismo. En 97 años de vida le dio tiempo de ser y hacer muchas cosas. En 1936 fundó el PCE que resolvía sus asuntos a tiro limpio y en 1975 fue clave para la salida democrática de la dictadura al alinear al Partido con los objetivos de la llamada Transición, la monarquía. En medio pasó de todo. 

Sin embargo, para cualquiera que tenga menos de 35 años ni una sola de las portadas de hoy –ni sus fotos ni sus títulos– explican nada de todo eso. Lo que explican es que Carrillo era… un fumador famoso que viajaba y no tenía fe. 

Tal vez lo que mató esas portadas es el supuesto de que la gente sabe tanto como los periodistas. Es un sobreentendido lamentable (¡Todo El Mundo Sabe Quién Es! ¿Cómo no?) que arruina todos los funerales de papel.

Si quieren saber cómo se hacen entierros en portada vean cómo Libération enterró a Marlene Dietrich, Paul Newman, Éric Rohmer, Steve Jobs o Chris Marker. Pero no estas fotos de la prensa que hoy se vende por acá.












Le gusta a uno este titular de El Mundo, aunque los subtítulos / la bajada lo arruinan todo, todo, todo (y también casi todos los firmones con que amenazan en páginas interiores). ¿"Acusado de los crímenes…"? El mismo director de El Mundo está acusado de las mil y una y nunca en mi vida titularía con acusaciones su esquela. Ahí va:


Las fotos y la inspiración para esta entrada vienen de MAJ*
Publicar un comentario en la entrada