sábado, 29 de septiembre de 2012

Acabaron las pruebas, queda el estrés

Presentaron ayer los resultados de las pruebas de estrés a la banca española. La idea era someterla al peor entorno económico y verificar sus necesidades de capital en esas circunstancias. O sea, saber cuántos de los 100.000 millones de euros que presta el Banco Central Europeo al Estado Español se van a usar para tapar agujeros. Es decir, cuánto pagarán los contribuyentes (Tú & Yo) para resolver aquellas alegrías de los políticos que se jugaban a banqueros en las cajas de ahorro.

Se lo voy a resumir. Los bancos españoles necesitan 59.300 millones de euros. El Gobierno dice que las pruebas han salido de maravilla (sic) y que pedirá 40.000. Bien. Si lo pide todo, salen a 3.100€ por hogar y año. Si piden 40 millardos, queda en 2.300€. Entre dos y tres meses de salario medio, además de los cinco que cada español trabaja para el Estado. Esos 59.300 millones equivalen a casi seis veces el recorte en sanidad y educación, dos veces el gasto en desempleo y la mitad del de pensiones de los presupuestos del Reino de España para 2013.

Ahora vea estas portadas y dígame si no es para enfadarse. Unos mienten directamente (La Razón) como es su costumbre —no acierta ni los números, que venían escritos en un papel. El Mundo tiene los santos aquellos de titular "España sólo necesitará el 40% del rescate bancario". ¿Sólo? Si eso no es disimular el desaguisado o chuparle las medias a la banca ¿qué es? El resto se dedican al enjuague general o provincial y a silbar y mirar al techo.


Defina "solvente", por favor.


Descubra la noticia del día. Es la que se ve menos. Periodismo-periodismo.


"Sólo" son 40.000 millones de € de nada.


N del B: Caixabank compró Caja Navarra.


"Mi pueblo es más bonito que el tuyo y mi banco más fuerte que el tuyo"


Otras dos cajas catalanas necesitan un dineral. ¿Por qué no titular por esas?


¿Se entiende algo? ¿"Replantean"? ¿A quién se dirigen, al lector o a un catedrático?





Luego se quejan de la crisis de la prensa. No digo que titulen "Bancos hijos de puta" porque sería un insulto, una injusticia y una grosería. Pero entre eso y tomar a la gente por imbécil hay un gris ¿no? Por ejemplo:


(Escribo en este último diario una vez por semana. Creo que no me influye, pero lo dejo dicho).
Publicar un comentario en la entrada