viernes, 11 de mayo de 2007

Guerra de precios en los populares de NY

El Post de Nueva York, de Rupert Murdoch, duplicó su precio: pasó de 25 a 50 centavos de dólar hace diez días. Semejante ajuste puede tener consecuencias gravísimas en la circulación. No lo conocemos todavía, pero sí sabemos que ayer el Post volvió al cuarto de dólar. Parece de locos, pero es verdad y acaba de ocurrir: en la era de los gratuitos un diario popular duplica su precio y el mercado lo obliga a volver a bajarlo.

Pero la locura tiene su historia y su lógica también: en el año 2000 el Daily News, su archi-rival que también costaba 50 centavos, anunció un plan de sacar un gratuito vespertino. El Post contraatacó bajando el precio de portada a 25 centavos. La baja del precio produjo un aumento de ventas de 500.000 a 700.000 ejemplares, cuando muchos diarios perdían lectores. Aunque por fin superó el año pasado en ventas al Daily News, no logró duplicar la circulación para equilibrar sus finanzas. Por eso los cráneos del Post habían previsto que al alcanzar al Daily News volverían al precio anterior, que es lo que hicieron el pasado 30 de abril.

Pero el News contraatacó a su vez y bajó su precio a 25 centavos el 1 de mayo. Los lectores se pasaron rápidamente de uno a otro diario. Por eso el Post volvió ayer a los 25 centavos, el precio actual de ambos periódicos: la mitad de lo que costaban hace siete años.

Tres enseñanzas trajo la guerra de precios en los populares de Nueva York:

1. A la gente le da lo mismo comprar uno que otro diario commodity.
2. Los diarios populares son baratos y su circulación depende en gran parte del precio.
3. Los diarios son de papel, pero también de sangre y fuego.

La noticia en el New York Times. Squealing like a pig stuck on a skewer en castizo se dice: gritando como un marrano.

Caros o gratuitos, en Paper Papers, 26/2/07
Bajar o subir el precio de tapa, en Paper Papers, 7/2/07
Diarios para la base de la pirámide, en Paper Papers, 2/12/06
Los diarios commodity, en Paper Papers, 28/1/06
Publicar un comentario en la entrada