miércoles, 11 de abril de 2007

La indiferencia, la sobrecarga y el aburrimiento

Hay un vicio típico de los negocios que consiste en sobrecargar la oferta. Una persona creativa inventa el paddle y pone canchas de ese deporte en lugares estratégicos. Como le va bien, otros, copiones, intentan explotar también el negocio del paddle y ponen sus canchas. Al final hay una cancha de paddle en cada manzana y deja de ser negocio para el inventor y para los copiones. Generalmente el creativo vendió a tiempo su negocio para inventar uno nuevo, mientras los copiones quiebran y le echan la culpa a "estepaís" donde no se puede hacer nada.

La sobrecarga de oferta es también una amenaza a la difusión de los medios gráficos. Es una consecuencia bastante previsible en esta época de medios commoditizados, cuando todos decimos lo mismo. No nos debería sorprender que el público pase indiferente por los quioscos de venta de diarios y revistas. Hasta la procacidad y la truculencia aburren de tanta y tan igual. Si todos contamos la misma historia, la que otros quieren que contemos, no nos debería sorprender que a nadie le interese.

Las historias bien contadas siempre atraen, en Paper Papers, 6/3/07
Quién es un periodista, en Paper Papers, 27/11/05