lunes, 7 de enero de 2013

Parecen adolescentes


Para evitar el embargo de los aviones argentinos durante un próximo viaje al exterior de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el gobierno nacional decidió alquilar un jet privado (un Global Express 7000) ... a una empresa británica. Parece que fue The Sun el que publicó los detalles. Además dijo:
IT’S the height of hypocrisy. 
Argentina’s anti-British leader shamelessly hires a British firm’s jet for her foreign travels because her own plane is liable to be seized to pay the tinpot state’s debts. 
But such double-standards won’t bother crackpot Cristina Kirchner, the Argentine President whose rantings over the Falklands are designed to divert her nation’s attention from sleaze and corruption at home. 
Loyal Falklanders, intent on staying British, need have no fears of being abandoned. 
And how humiliating for Crazy Cristina to have to rely on a British company so she can fly the world badmouthing us.
Enojado ante esta información, el Secretario General de la Presidencia de la Nación, Oscar Parrilli, responsable del alquiler, acaba de hacer público el siguiente comunicado que confirma todo lo que dice... el bandido de Murdoch.
Ante versiones periodísticas del diario londinense de tendencia sensacionalista “THE SUN”, propiedad del multimillonario de medios Sr. Rupert Murdoch, relativo al alquiler “de manera ultra secreta y por un millón de dólares” de un avión para el viaje oficial de la Sra. Presidenta de la Nación Dra. Cristina Fernández de Kirchner a los países de Cuba, Emiratos Arabes Unidos, Indonesia y Vietnam, la Secretaría General de la Presidencia de la Nación detalla: 
1) El Sr. Rupert Murdoch, titular del diario “THE SUN” fue condenado por escuchas ilegales y publicaciones de noticias falsas sabiendo que lo eran relacionadas con actores, personalidades y políticos del Reino Unido, beneficiando abiertamente en la campaña electoral al Primer Ministro David Cameron, al punto tal que funcionarios de su gabinete debieron renunciar frente al escándalo y complicidad con el Sr. Rupert Murdoch. 
Completo aquí.