miércoles, 7 de septiembre de 2011

La puerta giratoria

De la política no se vuelve. Deberían saberlo los defensores del periodismo militante. Es lo que le ocurrió a todos los periodistas que se pasaron a las gerencias de relaciones públicas o de asuntos corporativos en las empresas o en el poder. También los que bajaron a las trincheras de la política y ofrecieron (o vendieron) al poder sus plumas, su voz o su cara.
...el periodista que pretende saltar hacia la política debe entender que entre una y otra profesión no hay puerta giratoria, sino una puerta que, una vez cerrada, no se vuelve a abrir por conveniencia de la ciudadanía que recibe información
Comparación feliz del maestro Javier Darío Restrepo en el consultorio de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano.
Publicar un comentario en la entrada