lunes, 24 de marzo de 2008

Empujar el elefante

Este año El Territorio no salió el Viernes Santo. Fue una mala decisión por dos motivos. El primero y más grave es claudicar en la lucha por la distribucuón y la libertad de comercio. Implica dar un paso atrás en esa pelea con el Sindicato de Canillitas de Misiones y con todo el sistema mafioso de venta de diarios y revistas en la Argentina. Si no se cambia ese sistema, terminará con la industria en el país. A los canillitas no les interesa vender más diarios sino trabajar lo menos posible con el máximo de ganancia y no se los reprocho (como no conocen la industria ni siquiera saben que morirán con ella).

El segundo motivo es que es más fácil salir siempre. Todas las rutinas del diario se pierden en un solo día. Hacer el diario del sábado fue empezar de nuevo, como si llevara dos años sin salir... (los canillitas no trabajan el Viernes Santo, los periodistas sí). Establecer rutinas en una redacción es como empujar un elefante hasta que empieza a caminar solo. En cuanto uno se descuida, el elefante retrocede y hay que volver a empujarlo para que se mueva. Este Viernes Santo me sentí como Sísifo.

La razón para controlar la circulación, en Paper Papers, 12/6/07
Hay que dominar la distribución, en Paper Papers, 11/6/07
Desafíos de la prensa regional argentina, en Paper Papers, 29/4/07
La pulseada del Viernes Santo, en Paper Papers, 6/4/07
Los canillitas son socios de los diarios, en Paper Papers, 3/6/06