jueves, 18 de julio de 2013

Deme un motivo para echarlo


Así -deme motivos para echarlo- interpretan los empleados esta encuesta de la gerencia de recursos humanos de un diario argentino (borré el logo y no insista, no voy a dar pistas). Quizá no lo sea, pero indica una pésima relación entre la gerencia de recursos humanos y la redacción. Y puede significar algo peor: los jefes no mandan y ni siquiera conocen las fortalezas y oportunidades de mejora de sus periodistas.
Publicar un comentario en la entrada