domingo, 10 de marzo de 2013

Pedir perdón no cambia el pasado, pero sí el futuro

Comunicar bien las malas noticias es un artículo de Enrique Sueiro en El País de Madrid (7/3/2013). Los consejos de la comunicación médica están orientados más a dirigentes políticos que a los periodistas o directores de medios. Pero se aplican todos a la perfección. Por ejemplo:
Los datos clave no pueden ser opinables ni aproximados; las cifras del paro no dependen del color político.
Quien no escucha no percibe y, por tanto, mutila su capacidad de cambiar y mejorar.
Ante el error, es mejor pedir perdón porque no cambia el pasado, pero sí el futuro.
Muchos dirigentes eluden pedir perdón porque lo asocian a mostrar debilidad. Así es. Quizá olvidan que también revela autenticidad.
Publicar un comentario en la entrada