miércoles, 13 de marzo de 2013

Las poco católicas portadas/tapas sobre el Papa Francisco

Lea primero esta voz del Diccionario de la Lengua Española:
católico, ca.(Del lat. catholĭcus, y este del gr. καθολικός, universal).1. adj. universal (‖ que comprende o es común a todos). Afirmando esta pretensión se calificó así a la Iglesia romana.

Sigamos. Ir de portada/tapa en portada/tapa hoy es ir de chasco en chasco hasta el abismo final (que es la última primera de este post). Primero, la oficial oficiosa:


Bien. La cenefa es una preciosidad. Decorativa nomás, de acuerdo. Pero para quien sabe algo de tipografía, ese ornamento es un contraste tremebundo con las filigranas y lutos de antaño. Ya sabe que L'Osservatore lo imprimen los Salesianos, que son unos cracks en asuntos de artes gráficas y conservan en sus trabajos todo el sabor de la cosa. La pintora Isabella Ducrot es la autora del marco, según averiguó El Gran Carlos.

Los red-tops británicos la agarran por donde más les escuece. En los consejos de redacción donde decidieron sus primeras, el hecho de que el Papa sea argentino les evocó al gol que Maradona le hizo con la mano a Inglaterra en el Mundial de México de 1986. El Pelusa dijo que lo marcó "con la mano de Dios". De entre todas las asociaciones con la elección de un papa esa fue la que saltó. Nivelón. Lo mejor es tomárselo por las buenas, porque la otra opción que tenían era las Islas Malvinas (las Falklands) y ahí la hubiéramos liado.



Elocuente el detalle del Mirror al agregar la fotito del dichoso gol. Claro. Si tu titular principal evoca un hecho de hace casi 27 años –del siglo pasado– tienes que asegurar el recuerdo o la portada/tapa se te cae de la manos. Se conoce que en el tabloide de Canary Warf no se fiaron de la memoria y decidieron calar esa fotito del gol y agregar el "new". A uno le parece que la elección del Papa no es para darle el Enfoque Jijí-Jajá que tan bien va con otros eventos. No lo digo por no molestar al católico, que también es un motivo noble, sino porque hablamos de un referente global, guste o disguste. Eso. Que todo muy flojito, para variar.

Olé se apunta a ese carro. Ya debían conocer esas tapas de arriba (salieron cuando para ellos eran las seis de la tarde) y no debieron resistir la tentación. Debió ser más fuerte que ellos:


Acertadísimas, a juicio de Esta Casa, las portadas que eligieron el instante más revelador del Papa Francisco: cuando se inclinó ante la multitud y pidió que rogaran a Dios que bendijera al obispo de Roma, o sea, él mismo. ¡Momentazo total! Por supuesto, se dio cuenta The New York Times:


Es normal. Un diario tan papista como el Times, ya se sabe… Lástima de titular, que es uno de esos que quieren transmitirnos grandes cosas pero acaban no diciendo nada o, peor aún, repiten las tópicas vaciedades de siempre en su misma mismidad (¡¡¡¡Reformar La Iglesia!!!!, ¡¡¡¡Cambiar Su Centro De Gravedad!!!!, ¡¡¡¡Reorientar Las Prioridades De Roma!!!! ¡¡¡¡Convocar el Concilio Vaticano 3!!!! Etcétera) o los topicazos agradecidos (Ortodoxo En Lo Doctrinal & Flexible En Lo Social, Papa De Los Pobres, Etcétera) como estos de acá abajo:

"Giro vaticano"

Vaya mareo con tanto giro.
Yes, he can.
Uno cree firmemente que el Mail eligió esa foto, donde no se ve ni Papa ni nada, para que los lectores no se distrajeran del titular (sic). Este diario preocupándose por la "limpieza" de la iglesia católica es como Al Capone lamentando la mala suerte de los policías que topan con sus gánsters. Qué gracia.

Pero volvamos a La Foto. La Razón hace una gran portada con "el instante decisivo", como diría Cartier-Bresson; con el momento que definió la presentación de Francisco, Papa:


Lástima que la boina españolera que ese diario lleva calada hasta la nuez arruine la foto con el titular. ¿Importa en qué lengua reza el Papa? Cómo son, por favor. No se lo va a creer pero ayer, en una tertulia de la tele pública española, salió uno que recordó las carabelas de Colón y cómo 500 años después de llevar allá la fe regresa un Papa, bla, bla, bla. Y eso que Bergoglio –qué apellido tan español– es hijo de dos inmigrantes italianos. Sí. También pensé eso mismo. Qué horror.

Venga, no nos despistemos de La Foto. Fíjese, por ejemplo, cuánto habría ganado The Daily Telegraph con esa imagen en su portada/tapa en lugar de esa foto póster tipo Gran Timonel que casi todos editan. ¿Dónde tenían la cabeza? ¿Y los ojos? El titular del torygraph, además, va como anillo al dedo con aquella imagen:

Papa Francisco, el humilde
Está uno imaginando los pretextos: "…es que en la maqueta nos encajaba mejor la horizontal…". En fin. Muy mal.

La nacionalidad y profesión religiosa del flamante Papa han merecido altísima consideración en las portadas. Es natural. En los tiempos que corren, hoy por la mañana, 10, 12, 20 horas después de su elección, todavía nadie sabía que el papa era argentino ni jesuita. Ni lo comentaron en la televisión ayer –en directo nosécuantos canales nosécuantas horas–, ni en la Red en general ni en las redes sociales en particular. Bravo. Acá viene una que sigue la más Estricta Ortodoxia (la periodística, no la otra, que no es cool) de Dame-Los-Hechos-Que-Yo-Pensaré-Lo-Que-Me-Dé-La-Gana:


Ahora bien. ¿Cuál es el orden correcto de esos factores? ¿Argentino y jesuita? ¿Jesuita y argentino? ¿El orden altera el producto en este caso? ¿Ponerlos así o asáu describe mejor al Papa o habla más bien del diario? En realidad no significa nada… excepto en Pamplona, donde el orden los factores es precisamente lo único que distingue a los dos diarios que se editan en la ciudad.



En cualquier caso, algunos "diarios mayores" de por acá entendieron ayer que el origen y la "religión" de Jorge Mario Bergoglio eran lo más relevante en el momento de hacerle Papa. No sé. Suena un poco a "¡touuuuuma ya!":




No cuelgo todas –son mayoría las que usan ese titular y esa foto– pero para que se quede tranquilo (o no) le diré que gana el orden "argentino y jesuita" por goleada. Milenio opta por agregar otro factor decisivo para entender quién es y de qué va el Papa Francisco: sus estudios. Vea:


Es lo que se llama "espectáculo informativo". O también "despliegue de medios". Y en este plan, que diría Umbral. ¿Se cree que está uno mofándose? ¿No ve que ese modelo de tapa tiene tres líneas tres de titular principal y hay que llenarlas sí o sí? ¿Qué quiere? ¿Que pongan "Cuervo, jesuita y argentino"? No puede ser, hombre, porque no todo el mundo sabe que "cuervos" son los hinchas de San Lorenzo –como es el caso del nuevo Papa– y esa palabra aplicada a un sacerdote es fatal. Entonces pusieron "químico", que no es tan tan tan pero llena lo mismo. Pim-pam, portada cerrada. Eficaces. Siempre.

Otros le llaman "hispano", que es un término que significa alguna cosa en Estados Unidos pero que en la Argentina no se usa –salvo para referirse a los "hispanics" de los EEUU, claro, como en todo el mundo. Es lo que tiene no hacer bien el periodismo: que la pifias hasta en lo más sencillo:


Tampoco es necesario decir "argentino" si no le gusta. Ese expediente se puede resolver de diversos modos. Uno muy bonito, porque incluye a todas la Américas, es este:





Muy chula la foto de Libé. Un buen corte con San Pedro y sus llaves en primer plano desenfocado y el papa, pequeño y enfocado, al fondo. Si quiere le da para una hora de interpretación: devolver la iglesia a sus orígenes, la magnitud del reto y la pequeñez del nuevo Papa, etcétera. Sin embargo, uno cree que la pusieron porque era diferente, sin más –ni menos. En ese diario no las gastan bien con el papado. Fíjese cómo venía la mano el día antes (sí, la de la dimisión de B16 era peor):


Una variante más regional es esta, en la que se dice que es de aquí pero no exactamente de aquí sino de un poco más allá, como en el chiste del peluquero y el cliente que no era exactamente de Bibao-Bilbao:


Austral significa "del Sur", ya sabe. Allá lo usan para señalar eso, la región. Lindo. Otra variante regional consiste en emplear el adjetivo "celeste", que es el color mayor de las banderas a uno y otro lado del Río de la Plata:


Es verdad que lo de "fumata celeste y blanca" (cuidado: en caso de emplearla en un contexto deportivo debe usarse su alternativa "albiceleste") y el fotochopeado de la bandera de la Argentina con el humo es una horterada (es "grasa", "terraja") pero ¿qué quiere? Si hay que hacerlo, se hace.

Eso. Que la nacionalidad es muy relevante. Al menos en este caso. Ya hemos visto la contorsiones de algunos para que el Papa sea de los suyos. Ahora le muestro otra más fina. Le Figaro hace una Portada Tipo Trezeguet para arrimar el ascua a su sardina republicana y francesa. Así que le nombran "Papa de la Fraternité" para hacérselo un poquito francés. Es verdad que fue lo primero de que habló el nuevo Papa. Pero hombre… En cualquier caso ya sólo le faltan la Liberté y la Egalité. Ánimo.



Entre la prensa de la "izquierda transformadora" latinoamericana, este Papa ha causado confusión. Unos acusan a Bergoglio –sin pruebas ni nada pero ¿qué más da?– de complicidades extrañas…



Esto de La Jornada tiene su cosita. Hay un numerito de Les Luthiers, esos colosales comediantes argentinos, donde imitan el anuncio de una película para Televicio cuyo texto dice: "¡La Indomable! ¡Una mujer atrapada por su pasado!". Y se oye la voz aflautada de ella que replica "¡Suéltame, pasado!" (pulse para oírlo, son apenas 6"). Pues eso. Su pasado persigue a Bergoglio tanto como al director de La Jornada o el suyo a usted mismo. No hay caso. Pero tá. Con un poco de comprensión se entiende ese titular novelero.

Lo preocupante es que no todo el mundo en ese sector está de acuerdo. Se conoce que ayer no hubo tiempo para celebrar asamblea y tomar una posición común, así que todos decidieron pensar por su cuenta y, claro, eso es letal. Sobre todo para la izquierda transformadora. Vea lo que dice la prensa progresista uruguaya al respecto:


Fíjese que La República es el diario que pasa consigna a la militancia más aguerrida del Frente Amplio, que es la coalición que gobierna Uruguay. Si La República titula así, significa que no debes criticar a este Papa. Sin embargo, está en desacuerdo con sus colegas argentino y mexicano. Uyuyuyuyuy… Es probable que decidieran abandonar la fraternidad transformadora al descubrir la foto de Bergoglio con el mate. Alguien diría: "¡es de los nuestros!". Y ahí se fue el diario por la suya.

En cambio, merece consideración el usualmente más tranqui, La Diaria, cuya tapa es hoy de pufo pero inteligente. Como siempre (inteligente, digo; lo del pufo es infrecuente):


Así se hace. Si tienes que decir unas trolas del nuevo Papa al menos que sea con gracia ¿no? Este es un dilema que atenaza a la mayoría de la prensa "progre", siempre tan solemne, tan amarga, tan moralista. De nuevo, comprensión. Es muy cansado salvar al mundo todos los días. ¡Y más aún si el mundo no se deja! Es cansado e indignante. In-dig-nan-te. Por suerte para ellos, en La Diaria han superado eso. Al menos en la tapa. Si viene por aquí ya lo sabe porque les echamos flores de vez en cuando.

Más preocupante es lo que ocurre con Granma. No sólo no critica nada sino que publica íntegro en primera un Saluda del camarada Raúl donde expresa el deseo de que todo le vaya redondo (al Papa, se entiende):


No sé. Esta falta de sintonía es preocupante. O no. Quizá es el amanecer de… dejémoslo estar.

En el capítulo de las individualidades debe destacarse The Guardian, que pasaba por allí y saluda cortésmente al Papa… en italiano. ¿Hola? ¿Alguien en la redacción? Parece imposible que se dejaran puesto el titular de prueba. Vamos, digo. Seguro que quieren decirnos algo (o decírselo al Papa) . Así que si hay algún cualquierólogo en la sala que nos pase letra de esta portada/tapa se lo agradeceremos:


Luego vienen las portadas de dificilísima decisión. Vea. Ayer en Málaga se jugaba la vuelta de los octavos de la Champions entre los locales y el Porto. Ganaron los de casa 2-0 y se clasificaron. Fiestón. Nunca había ocurrido en la vida. Fíjese que un papa argentino tampoco había ocurrido en la vida y que Málaga es una ciudad bien católica. ¿Qué hacer? Esto:


Exacto, exacto: un horror. Luego dicen que la religión es el opio del pueblo. Habrá reparado en la camiseta del Málaga ¿no? Eso, albiceleste. Anda que no daba para pensar un rato más sobre esa portada. Lo tenían a huevo. No le pongo la del competidor porque es má lamentable aún. Ese diario tiene la excusa de que se les echó todo encima a última hora. Pero los que vienen no, que son mexicanos:


Tremendo este nuevo Papa llamando a orar ¿no? Nunca lo habría imaginado. Jamás.

******
Si recuerda qué significa "católico" se dará cuenta de que el adjetivo no encaja mucho con casi todas estas portadas. Y no hablamos de religión. Este blog es sólo de periodismo.
Publicar un comentario en la entrada