miércoles, 7 de mayo de 2014

¡Viva el cáncer!


Si no le gusta el título, lo siento (advierto que puede tener una connotación política histórica en la Argentina, pero es pura coincidencia). Lea esta excelente entrevista de Hernán Iglesias a Andrew Wylie. Apareció destacada en La Nación del domingo (página 18) con el mismo título que el link:

La lectura digital va a desaparecer y la edición en papel crecerá

Pero no va a desaparecer la lectura digital por la nostalgia del placer de leer un libro, la calidez del papel, el olor de la tinta o el misterio de las bibliotecas, sino porque el Kindle da cáncer. Es un argumento, no el mejor, para combatir el progreso, la competencia y el paso del tiempo que también un día se va a llevar a Wylie. Me imagino a los fabricantes de los viejos teléfonos de baquelita peleando contra los celulares con un argumento similar (confieso que alguna vez oí que los móviles dan cáncer de cerebro y que las notebooks dejan estériles a los hombres).

Por las dudas guarde este post impreso en papel, así dentro de unos años, cuando los Kindle y los iPad vengan con carteles que adviertan sobre el cáncer, le daremos el crédito a la profecía de Wylie.

Pero la predicción no es sobre el cáncer sino sobre la desaparición de la lectura digital a causa del cáncer. Oiga: ni siquiera las amenazas de las peores guerras amedrentan a los humanos y los carteles de los paquetes de cigarrillos son una prueba de ello. Le confieso que me costó conseguir uno que no sea asqueroso. Así y todo, la gente sigue fumando.

Publicar un comentario en la entrada