martes, 20 de mayo de 2014

Vanity Fair hace kremlinología en The New York Times


Cuando hay desavenencias entre el editor general y el dueño del periódico, tenga quien tenga la razón ya se sabe quien gana y quien pierde. Eso es lo que me queda de esta pieza de keremlinología (el término es de ellos) de Vanity Fair de hoy. Habla Arthur Sulzberger por primera vez desde que echara casi por la ventana a Jill Abramson el miércoles pasado. Saque sus conclusiones. Además de la de arriba le digo otra: tener carácter -mal carácter, acepto- no es una novedad y ni un defecto en un director de diarios.
Publicar un comentario en la entrada